Un desperfecto en la conexión eléctrica habría sido lo que originó el incendio de una vivienda

Tres dotaciones de Bomberos Voluntarios tuvieron que combatir ayer, sobre las 17, un incendio que se generó en una vivienda ubicada en un pasaje a la altura de Alvear al 1400. El siniestro, que se habría originado por un desperfecto en la conexión eléctrica, consumió la totalidad de la vivienda.

La tarde dominical de los habitantes del barrio Pietrobelli se vio sobresaltada cuando observaron una gran cantidad de humo que salía de una vivienda ubicada en un pasaje a la altura de Alvear al 1.400. Los residentes del lugar se comunicaron rápidamente con los Bomberos Voluntarios ya que la intensidad de las llamas y el viento amenazaban con alcanzar a otras viviendas del sector.
La primera dotación de bomberos arribó pocos minutos después de las 17 y tuvo que ingeniárselas para llegar con el equipo necesario al siniestro ya que la zona no era de fácil acceso. Esta problemática determinó que tuvieran que pedir refuerzos porque las llamas no daban respiro y el viento generaba que cada vez ganaran más terreno.
La segunda dotación llegó a las 17:15 convirtiéndose en un gran apoyo para sus pares que lograron controlar las llamas pero cuando creían que el trabajo había finalizado, el viento volvió a ganar protagonismo generando que el siniestro volviera a tomar dimensiones y obligó a que otra dotación se sumara al combate.
Algunos de los bomberos tuvieron que descender de la zona para recobrar fuerzas ya que el esfuerzo realizado para subir y bajar las escaleras agotó a gran parte de los agentes que buscaban controlar la situación en la parte alta del Pietrobelli.
Una vez que las llamas disminuyeron casi en su totalidad, los voluntarios comenzaron a cortar los cables de electricidad para asegurar la zona y se introdujeron en la vivienda para finalizar la tarea.
Los trabajos se extendieron hasta pasadas las 18 ya que las ráfagas amenazaban con volver a generar nuevas llamas en el techo de la vivienda.
Según los vecinos, el siniestro comenzó a las 16:30 cuando empezaron a divisar “humo negro”, pero pensaron que era alguien que estaba quemando basura. El correr de los minutos los llevó a llamar a los bomberos porque las llamas salían por los costados de la vivienda.
"Eran llamas por todos lados", dimensionaron los habitantes del lugar que ayudaron a los bomberos a llegar con los equipos debido a las condiciones del pasaje.
La vivienda era habitada por el hermano del propietario. El residente en el lugar cumple tareas en el Ejército y en el momento del siniestro se encontraba realizando un curso en Río Gallegos.
Según informaron, el incendio se habría generado por un desperfecto eléctrico en la conexión domiciliaria que provocó que se consumiera la totalidad de la vivienda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico