Un desperfecto en una conexión eléctrica habría originado el incendio de una vivienda

Dos dotaciones del Destacamento 1 de Bomberos Voluntarios combatieron ayer por la tarde un incendio que se produjo en una vivienda ubicada en Islas Malvinas 477. El siniestro, que se habría originado por un desperfecto en una conexión eléctrica, consumió gran parte de la casa prefabricada. Los propietarios se encontraban de vacaciones afuera de la ciudad.

Amanda Salvatierra estaba ayer disfrutando de la tarde junto a sus hijos, en el barrio José Fuchs, cuando comenzó a percibir olor a plástico quemado. No le dio importancia porque pensaba que se trataba de algún vecino que estaba quemando basura en inmediaciones de Islas Malvinas y Cabildo. Sin embargo, luego se percató de que una vivienda se había prendido fuego por lo que dio el alerta a los bomberos voluntarios del Destacamento 1.
Mientras esperaban la llegada de los rescatistas, los vecinos advertidos de lo que sucedía, trataron de apagar las llamas que cada vez se hacían más intensas. Pero los esfuerzos fueron inútiles, el fuego comenzó a hacerse más fuerte y con el paso de los minutos consumió una gran parte de la vivienda prefabricada.
Al arribar los bomberos las dos dotaciones del Destacamento 1, los rescatistas trabajaron rápidamente en el lugar, ya que temían que las llamas pudieran alcanzar a otras casas lindantes, principalmente a otra vivienda ubicada a pocos metros de donde se originó el siniestro.
Los bomberos rompieron la puerta para apagar las llamas y atacar el incendio desde el interior del domicilio. Mientras tanto los vecinos colaboraban con baldes y mangueras, y los efectivos de la Seccional Segunda, como personal de Defensa Civil, cortaban el paso del tránsito para que las autobombas puedan trabajar libremente.
Finalmente las llamas fueron cesando en su intensidad, acorde al trabajo de los voluntarios que evitaron que el fuego consumiera la totalidad de la casa.
UNA MALA NOTICIA
A LA DISTANCIA
El trabajo de los bomberos se extendió por una hora ya que una vez que controlaron el siniestro tuvieron que comenzar con las tareas de enfriamiento en virtud que todavía quedaban cenizas en el techo de la construcción que podrían generar un nuevo foco de incendio.
Una vez que la labor estuvo casi terminada, los rescatistas comenzaron a buscar a Gustavo Capurro, propietario del domicilio, pero los vecinos les informaron que se había ido hace cuatro días a la localidad de El Bolsón para disfrutar de sus vacaciones con su familia.
Los habitantes del lugar lamentaron el siniestro y trataron de comunicarse con Capurro para comunicarle la triste noticia del incendio, el cual se habrían generado por un desperfecto en una conexión eléctrica.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico