Un detenido a partir de la denuncia de una mujer por secuestro y violación

El caso, se registró entre el 29 de octubre y el 3 de noviembre, según relató a la policía la denunciante, de 45 años, tras recuperarse de las heridas sufridas en el Hospital San Martín, donde ingresó en grave estado y permaneció varios días internada.

Una mujer denunció que estuvo seis días cautiva en un departamento de la zona de Plaza Belgrano, en La Plata, donde fue abusada sexualmente por varios hombres y sometida a golpes y malos tratos, y tras su liberación fue detenido un fisicoculturista al que la víctima reconoció como uno de los agresores, informaron fuentes policiales.
El hecho, que se conoció en las últimas horas de ayer, se registró entre el 29 de octubre y el 3 de noviembre pasados, según relató a la policía la denunciante, de 45 años, tras recuperarse de las heridas sufridas en el Hospital San Martín, donde ingresó en grave estado y permaneció varios días internada.
Los voceros detallaron que la mujer denunció que estuvo seis días retenida contra su voluntad en un departamento, lapso en el que fue golpeada y abusada por varios hombres, entre ellos un fisicoculturista de 50 años que vive en esa propiedad, a quien conocía porque tenían un grupo en común.
Según las fuentes, el sindicado agresor en "un conocido instructor de artes marciales" que tras ser reconocido por la víctima fue detenido por efectivos de la Delegación de Investigaciones de La Plata.
Tras ser liberada, la mujer, de la que no se proporcionaron datos para preservar su intimidad, realizó la denuncia del hecho acompañada por sus allegados en la comisaría de Gonnet, zona en la que reside, y luego declaró en las oficinas de la DDI ante efectivos especializados en trabajar este tipo de delitos.
La víctima reconoció ante los pesquisas que fue drogada y violada por varios hombres, lo que fue constatado por estudios médicos. Las fuentes dijeron que según los especialistas las lesiones que tuvo fueron graves, ya que sufrió varias hemorragias que, si no hubieran sido detenidas a tiempo, le podrían haber costado la vida.
La víctima fue dada de alta el lunes, mientras que el acusado fue detenido luego de intentar resistirse al operativo policial. En su casa, los pesquisas detectaron manchas de sangre e indumentaria de mujer, que contribuirían al esclarecimiento de la causa.
Se trata de Néstor Monzón (50), quien permanece alojado en la alcaidía de los tribunales platenses para ser indagado por el fiscal de Instrucción a cargo de la causa, Marcelo Martini, quien le imputa los delitos de privación ilegítima de la libertad, lesiones y abuso sexual.

TESTIMONIO ESTREMECEDOR
El fiscal explicó a Télam que de acuerdo a la pesquisa "el hombre la tuvo secuestrada durante varios días en su departamento, que funciona también como gimnasio", situado en la calle 36, entre 13 y 14, de La Plata.
"No era el novio de la víctima, ella llegó a su departamento de manera circunstancial, contactada por otra persona que la conectó con el fisicoculturista para obtener un trabajo", precisó Martini.
Según el fiscal, durante el encuentro, la mujer fue capturada y permaneció en ese departamento contra su voluntad durante cinco días. "El hombre la mantuvo drogada, la golpeó y la violó para luego arrojarla a la calle, dejándola en un kiosco que está a la vuelta de ese departamento", explicó el funcionario judicial, quien aseguró que el relato de la víctima sobre el suceso es "estremecedor", ya que "fue atormentada".
El funcionario judicial manifestó que se trató de un ataque grave: "Los relatos son realmente estremecedores, no lo puedo ni terminar de leer porque realmente son muy muy fuertes", dijo al canal TN.
Finalmente, Martini consideró que el autor del hecho debe ser una persona con "un alto grado de perversión", ya que llegó a "actitudes totalmente enfermizas", lo cual será seguro objeto de pericias psiquiátricas y psicológicas.
El caso es muy similar al registrado también en La Plata en el año 2013, cuando el disc jockey Jorge Cristian Martínez Poch drogó y violó a su novia, Vanesa Rialo, a quien mantuvo varios días cautiva en su casa, donde permitió que al menos otro hombre la abusara.
Durante la pesquisa, se estableció además que Martínez Poch había corrompido y abusado de sus dos hijas cuando eran niñas. Por ambos hechos, el 31 de agosto último, el disc jockey fue condenado a 37 años de prisión por un tribunal platense.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico