Un detenido y un prófugo por la golpiza al joven del San Martín

Néstor Castillo y Javier Gallardo son los sospechosos de haber golpeado salvajemente a Miguel Miranda durante la madrugada del sábado en Jazmines y Huergo. Castillo fue detenido en la noche del mismo sábado mientras que Gallardo permanecía prófugo hasta ayer. En sus respectivos domicilios se secuestraron prendas de vestir con sangre. Miranda continúa en terapia intensiva tras haber sufrido la pérdida de masa encefálica.

Tal como lo anticipó El Patagónico en su edición de ayer, la Brigada de Investigaciones concretó dos allanamientos por el ataque que Miguel Alejandro Miranda (19) sufrió durante la madrugada del sábado sobre las calles Los Jazmines y Huergo del barrio San Martín.
Personal de la Brigada de Investigaciones junto a sus pares de la Seccional Séptima cumplieron durante la noche del sábado los operativos en procura de secuestrar evidencias y detener a los sospechosos.
Las requisas domiciliarias se centraron sobre la calle 12 de Octubre 3.997 y 3.954 del Máximo Abásolo, donde residen los presuntos atacantes. Las diligencias comenzaron a las 22 y concluyeron cerca de las 2 de ayer con el hallazgo de prendas de vestir y zapatillas con manchas de sangre.
Néstor Castillo (24) fue aprehendido en uno de los domicilios y conducido a la Seccional Séptima, como sospechoso de haber tenido participación en la golpiza a Miranda. Mientras, Javier "El Gordo" Gallardo no fue encontrado en su domicilio y se dictó orden de captura.
Este último sería el principal sospechoso de ataque, según los testimonios recolectados por los investigadores. Al cierre de esta edición, persistía la detención de Gallardo. En tanto, la justicia hoy formalizará la investigación contra Castillo por el delito de homicidio en grado de tentativa.

LUCHA POR SU VIDA
Al cierre de esta edición Miranda presentaba un cuadro crítico tras haber perdido masa encefálica por los golpes que recibió en la cabeza.
Según los primeros indicios y el relato de un testigo que estaba con él cuando llegó la policía al lugar del ataque, Miranda se encontraba con un grupo de amigos ingiriendo bebidas alcohólicas cuando fue abordado por el grupo que lo golpeó.
Sucedió cerca de las 3 del sábado, cuando un grupo antagónico al que pertenece la victima descendió del sector alto de la calle Los Jazmines y comenzó a atacar a Miranda con golpes de puño y piedras.
El ataque fue brutal a tal punto que quedaron como evidencia grandes manchas de sangre en el sector en el que terminó inconsciente. Miranda fue hospitalizado con graves heridas en la cabeza y desde ese momento se encuentra en una sala de terapia intensiva del Hospital Regional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico