Un dispositivo promete silenciar los ronquidos

Fue creado en Estados Unidos y facilita la entrada de oxigeno en el cuerpo mientras el usuario duerme.

"Los ronquidos son causal de divorcio", se suele decir. Y quizás tenga algo de razón. Aunque resulte insólito, un estudio reveló que el diez por ciento de las parejas que se divorcian tomaron la decisión por no soportar los ronquidos de su cónyuge. En Estados Unidos, por ejemplo, es la segundo causa de separación, detrás de la infidelidad.

Pero, según parece, esos días estarían llegando a su final. Sucede que un nuevo dispositivo creado en Estados Unidos promete terminar con los fastidiosos ronquidos al facilitar la entrada de aire en el cuerpo del usuario mientras duerme. El producto, según sus creadores, puede funcionar por más de 8 horas ininterrumpidamente.

Este respirador, llamado Airing, mide 5×3 cm. y pesa 25 gramos, se pone en la nariz cuando se va a dormir y sustituye las incómodas máscaras de oxígeno utilizadas por pacientes con problemas de apnea (suspensión transitoria de la respiración).

Además, "Airing" tiene dos microventiladores que soplan aire en sus pulmones durante toda la noche, lo que ayuda a respirar, a evitar los ronquidos y también los casos de apnea.

El aparato se compromete a proporcionar una mayor comodidad para el paciente que sufre de este trastorno que afecta la calidad del sueño y puede causar daño cerebral.

De acuerdo con la investigación realizada por sus creadores, el 50% de los pacientes que necesitan las máscaras de oxígeno – aplicado tradicionalmente en los tratamientos para el sueño – lo abandonan porque lo consideran incómodo.

El aparato puede ser adquirido a través de la página Indiegogo, al ingresar allí puede puede coludlaborar con el proyecto y entrar en la lista de espera para recibir su dispositivo.

ronquidos 2.jpg

¿POR QUE RONCAMOS?

La culpa la tiene el músculo velopendular, un pequeño apéndice que cuelga del velo palatino, más conocido por úvula o campanilla. Va desde el paladar a la base de la lengua y sirve de elemento clave para la masticación, la deglución y el habla.

Sin el velo palatino no podríamos tragar ni hablar bien y nuestros sonidos serían nasales. Pero, cuando este músculo se relaja y pierde fuerza, todo el velo pendular del paladar cede. El aire que respiramos con la boca abierta lo hace vibrar y provoca ese sonido característico que se llama ronquido.

Mientras se está despierto mantenemos esa zona en tensión, con los conductos nasales perfectamente separados de los bucales. Pero, durante el sueño, el músculo velopendular se relaja y destensa.

Las corrientes de aire generadas producen el mismo efecto que el viento marino soplando sobre las velas de un barco. Sus oscilaciones sonoras, tan diferentes de unas personas a otras, son los ronquidos. Los médicos todavía no se explican la escasa tensión de la musculatura de la garganta en los estados de sueño.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico