Un equipo de la Universidad estudió patologías asociadas a la sexualidad

A través del microscopio, se develó que algunas enfermedades que afectan la Salud Sexual y Reproductiva, pueden estar presentes en el organismo sin presentar síntomas. Por esa razón, se recomienda a las mujeres en edad fértil, aquellas que estén embarazadas y en la etapa de la menopausia, a realizarse los controles médicos de manera periódica.

La doctora Silvia Belchior, dirigió el equipo de investigación de la Facultad de Ciencias Naturales, de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, que estudió las patologías asociadas a la sexualidad y a la disfunción vaginal (DV) y que tomó como punto de partida una muestra de 329 mujeres de Comodoro Rivadavia.
En la investigación se utilizó el método de Balance de Contenido Vaginal (BACOVA) y el Estudio de la Respuesta Inflamatoria Genital (ERIGE), que arrojó como resultado la detección de disfunciones vaginales y vaginitis convencionales en el 60% de las muestras analizadas.
La Directora de la investigación, señaló que "los métodos utilizados son simples y accesibles para cualquier laboratorio de diagnóstico" ya que consisten en técnicas de microscopía óptica, mediante las cuales se realiza una detallada observación de las distintas morfologías celulares. De la aplicación de ambas metodologías se genera un informe completo sobre el análisis morfológico del contenido vaginal.
La observación "posee un alto valor predictivo en el diagnóstico y el seguimiento de las disfunciones vaginales y otras enfermedades que afectan la salud sexual y reproductiva de Mujeres en Edad Fértil (MEF), tengan síntomas o no, estén embarazadas y en la etapa de la menopausia", explicó Belchior.
Con la introducción al estudio de las disfunciones vaginales mediante BACOVA y ERIGE, se detecta cuál es el estado funcional de la vagina, aunque no se reconozca la especie microbiana detectada.
A través de BACOVA, se investiga en el contenido vaginal, el equilibrio de la microbiota habitual, la reacción inflamatoria, la presencia de células no habituales, de morfotipos extraños y procesos infecciosos convencionales. ERIGE da el apoyo teórico-práctico para la interpretación de células no habituales, presentes en el contenido vaginal extraído, que se hallaban en el fondo del saco vaginal. El estudio se complementa con una muestra de la zona exocervical que es un aporte valiosísimo para el Informe BACOVA.

RIESGO GENETICO
Y SALUD SEXUAL Y
REPRODUCTIVA
Debido a que estas enfermedades son asintomáticas, se sugiere un análisis más profundo en las mujeres con vaginitis que no presentaron reacción inflamatoria, como así también, en aquellas que presentaron micro biota vaginal normal acompañada con una reacción inflamatoria significativa. Estos casos, podrían estar relacionados a causas iatrogénicas, alérgicas, atróficas o seniles, procesos infecciosos de mayor envergadura que involucran órganos del tracto genital femenino superior, o bien la presencia de otros patógenos.
Los resultados se asocian a un incremento del riesgo gineco-obstétrico, que podría afectar la salud sexual y reproductiva de la población de Mujeres en Edad Fértil de la región. La cifras de frecuencias de aparición de estas patologías silentes se encuentran subestimadas dado que no se realiza un diagnóstico exhaustivo y normatizado.
Por ello la capacitación de profesionales bioquímicos, que en consenso con médicos ginecólogos y obstetras apliquen este procedimiento, económico, simple y de alto valor predictivo, podría incorporarse para realizar un diagnóstico diferencial inmediato entre las principales disfunciones vaginales y otras enfermedades que afectan la salud sexual y reproductiva.
El grupo de trabajo está integrado por la doctora Silvia Estevao Belchior (profesora titular de la Cátedra de Microbiología Clínica FCN-UNPSJB, coordinadora Agencia Regional Chubut – PROSAR); los estudiantes de Bioquímica de la Universidad, Victoria Krenz y Antonella Medoni; el doctor Ramón de Torres (director PROSAR –FBA, profesor emérito de la FFYB UBA); doctor Luis Palaoro, (director PROSAR –FBA, especializado en Citología, coordinador del proyecto BACOVA y director del Programa de ERIGE); y las especialistas Elsa Pereira y Sonia Fochs, coordinadoras de la Agencia Regional Santa Fe Norte PROSAR.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico