Un estudiante con discapacidad registró maltratos que recibía de la dueña de un transporte escolar

La propietaria del "Transporte Adri", quien a la vez es chofer del vehículo, fue denunciada el miércoles a partir del registro sonoro que efectuó uno de los alumnos de la Escuela Especial 521 de esta ciudad. Con una Tablet, el chico que ya había recibido ese tipo de destrato, captó el momento en que la mujer agredía verbalmente a sus compañeros dentro del transporte. La denunciada reconoció el incidente, pidió disculpas y renunció al servicio que prestaba al Ministerio de Educación de Chubut.

Hace varias semanas que un estudiante de la Escuela Especial 521, ubicada sobre la calle Hernandarias en la zona de La Loma, reclamaba ante su madre y maestras que no quería subir a ese transporte escolar. Se trata del servicio de "Transporte Adri".
En un principio se pensó que era un capricho del niño porque ningún otro alumno o sus padres se habían quejado. Sin embargo, el estudiante observó el miércoles cómo la chofer maltrataba a sus compañeros.
Entonces, el chico decidió dejar registrado el accionar. Se valió de una tablet para captar el audio de la situación. En el video que sus padres decidieron subir a la red social Facebook se escuchan con claridad los improperios contra los chicos.
Amenaza a uno de los alumnos diciéndole: "se hacen los boludos, yo tendría que bajarme y hablarle a la madre y decirle qué hace este boludo grande. Le voy a pegar un voleo en el culo, ya me tiene repodrida este pendejo".
Después agrega: "no te hagas el piola porque te voy a dejar en la escuela, a mí no me importa".
La prueba fue contundente y finalmente la madre del chico que grabó la escena le creyó y radicó la denuncia ante la Oficina de Derechos y Garantías de la Niñez, de la Adolescencia y la Familia de Chubut.
En diálogo con El Patagónico, Gilda, madre del estudiante, precisó: "varias veces mi hijo me contó que esta mujer lo trataba mal a él y a los otros chicos, abusándose de la condición de ellos. Pero por más que la acusaba nunca podíamos llamarle la atención por falta de pruebas hasta que la grabó".

RENUNCIO AL SERVICIO
El video en pocos minutos se viralizó en las redes sociales y además la escuela emitió un comunicado repudiando la actitud contra los estudiantes con discapacidad. La protagonista, en tanto, no tuvo otra opción que renunciar al servicio que prestaba para el Ministerio de Educación de Chubut.
La empresa efectuaba el transporte escolar de alumnos de las escuelas 521 y 519, según la regulación del Gobierno del Chubut. Las autoridades de los colegios afectados ya iniciaron las gestiones para garantizar el servicio con otra prestadora.
Los chicos viajan en forma gratuita en esos colectivos. Por esa razón, desde la Delegación de Educación local solicitaron al Ministerio de Educación que se conceda la posibilidad de contratación directa para agilizar los trámites y contar cuanto antes nuevamente con el servicio.
Además, para la tranquilidad de los padres que tenían hijos transportados por la empresa señalada se concretará una reunión informativa el martes a las 14 en la Escuela 521, confirmaron desde ese establecimiento educativo.
En cuanto a la denunciada se pudo conocer que la mujer pidió disculpas por sus dichos. La misma prestaba servicios a escuelas especiales de esta ciudad hace tiempo y habría sido la única señalada por los chicos por los destratos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico