Un funcionario judicial de Sarmiento y su familia sufrieron un violento asalto

Tres delincuentes ingresaron ayer por una ventana a la casa del director de la Oficina Judicial de esa localidad. Amenazaron a toda la familia con un arma "tumbera". Dos de los sospechosos, ambos de 17 años, fueron capturados a pocas cuadras cuando cargaban los elementos robados. Un tercero, mayor de edad, fue aprehendido horas después durante un allanamiento. Todos permanecerán detenidos hasta mañana cuando se realice la audiencia de control y se determine si quedarán en prisión preventiva. El viernes a la noche otra familia había sido asaltada bajo el mismo modus operandi.

La tranquilidad de la mañana sabatina en Sarmiento se vio interrumpida para la familia del director de la Oficina Judicial, Oscar Garcés, cuando tres individuos ingresaron a su domicilio por una ventana del patio trasero.
De acuerdo a la información brindada por la policía, una vez en el interior de la vivienda los ladrones sorprendieron a la familia que se encontraba durmiendo y los reunieron a todos en el living.
Bajo amenazas con una "tumbera" –arma de fabricación casera- la familia entregó diversas pertenencias, pero los ladrones exigían dinero en efectivo. Revisaron la casa de punta a punta y se alzaron con teléfonos celulares, una consola de videojuegos, un reproductor de DVD, un televisor LCD y una notebook.
Los ladrones se dispusieron a cargar los elementos en un vehículo que habían dejado estacionado a pocas cuadras del lugar y amenazaron a la familia con que volverían si llamaban a la policía.
Una vez que se aseguraron que los delincuentes abandonaron el domicilio, los dueños de casa dieron alerta a los efectivos policiales. Rápidamente los agentes se movilizaron por la localidad y realizaron un operativo cerrojo que permitió atrapar a dos de los presuntos autores cuando cargaban el televisor. Ambos tienen 17 años.
Mientras, un tercer sospechoso –de 30 años- fue aprehendido durante un allanamiento a una vivienda.
Durante ese procedimiento también se demoró a un adolescente de 16 años que pretendía salir de la vivienda con un revólver calibre 32 oculto en una mochila.

MODUS OPERANDI
Por el modus operadi, la policía sospecha que se trataría de los mismos individuos que irrumpieron el viernes a las 22 en otra vivienda de esa localidad. Llevaban dos armas de fuego y le apuntaron a dos niños de 2 y 5 años.
Después de revisar toda la vivienda, se llevaron un Volkswagen Gol Country –dominio GYT 125- y amenazaron a la familia con volver si se comunicaban con la policía. La amenaza surtió efecto ya que recién ayer al mediodía se acercaron los damnificados a realizar la denuncia.
Las dos familias damnificadas coincidieron en su relato en que eran tres los individuos que actuaron.
Los detenidos quedarán alojados en la comisaría de la localidad hasta mañana a la espera de la audiencia de control.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico