Un funcionario municipal admite que lo de Moratinos "es cosa de todos los días"

Luego de hacerse público el ataque al reconocido ex corredor de autos, Emilio Moratinos, por parte del director asociado del Hospital Regional, Raúl Henny, cuando fue a buscar a su hija al Instituto Martín Rivadavia, el subsecretario municipal de Control Operativo, Mariano Lamberti, dijo que esa problemática la padecen los inspectores a diario.

La propia hija del corredor, Gabriela Moratinos, relató a este diario la grave agresión que sufrió su padre el martes por la tarde afuera de su domicilio de la calle Ameghino al 1.500, luego de que un automovilista le obstruyera el acceso.
El sujeto en cuestión resultó ser Raúl Henny, director asociado del Hospital Regional, quien esperaba la salida de su hija adolescente del Instituto Martín Rivadavia.
Según la denuncia pública, el funcionario se hallaba en evidente infracción a las leyes de tránsito y una vez que le recriminaron la actitud, de las palabras pasó a los hechos: se sacó el cinto, hizo un nudo y golpeó a Moratinos.
En ese contexto, el subsecretario de Control Operativo de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Mariano Lamberti, dijo ayer que esa problemática vial ocurre a diario a la entrada y salida de muchos colegios.
"Lo que le ocurrió a (Emilio) Moratinos le pasa todos los días a los inspectores cuando tratan de solicitar la ayuda de los padres (de los estudiantes)" que estacionan mal en los alrededores de los establecimientos educativos.
El funcionario también remarcó que “se viene realizando asistencia con personal de tránsito en algunos colegios puntuales de mayor conflicto”, pero "hay gran cantidad de colegios, alrededor de 150 que entre las 12 y 13, y 16 o 17 se congestionan mucho y ocurren las cosas que estamos viendo".

BUSCAN SOLUCIONES
Lamberti sostuvo que trabajan desde principios de año con el área de Educación Vial "para relevar la totalidad de las escuelas en una serie de variables para solucionar con cada una la problemática. Estuvo muy bien hecho el relevamiento, lo terminaron hace pocos días".
Agregó que en muchas escuelas se busca implementar un sistema de estacionamiento con docentes guías, donde participarían los propios padres. Esa alternativa fue utilizada años atrás por ejemplo en el Domingo Savio, donde dio los resultados esperados.
El subsecretario lamentó que muchos colegios “tienen más de una salida de acceso y generalmente utilizan una, la de las calles más recargadas como Yrigoyen o Rivadavia”. agregó que “también el transporte público tiene un impacto muy fuerte pasando por la puerta (de las escuelas), congestionando aún más en esos momentos”.
En cuanto al estacionamiento en doble fila, dijo que "vamos a los colegios y tratamos de concientizar" para mostrar las implicancias o peligros que significan los autos detenidos. Insistió en que: “lo que ocurre a los inspectores es la molestia permanente. Lo que le ocurrió a Moratinos le pasa todos los días a los inspectores cuando tratan de solicitar la ayuda de los padres”.
El funcionario pidió a los padres de los estudiantes que “tratemos de estacionar un poco más lejos y no entorpecer tanto el tránsito para disminuir la problemática”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico