Un futuro difícil y abrumador

El entrenador del seleccionado argentino de fútbol, Gerardo Martino, se refirió al futuro del equipo y auguró tiempos difíciles como consecuencia de resultados deportivo que se niegan como un golpe a la autoestima y los problemas institucionales que merecieron la intervención de FIFA.
"El futuro es difícil y abrumador", alcanzó a decir Martino en la conferencia de prensa pos derrota con Chile en un panorama desolador, incluida la renuncia del astro Lionel Messi, que complica todo tipo de plan.
Con esa declaración, Martino asumió que lo siguiente no será fácil para la Argentina que ve cómo los meses se suceden sin proyectos a largo plazo ni ideas de juego.
La cesión de jugadores para los Juegos Olímpicos Río 2016, donde aún no puede armar un equipo, son un verdadero problema para el entrenador, quien ya no cree en los dirigentes y se siente cada vez más solo.
El desgobierno es total en AFA, con un dirigente, Luis Segura, que se autodenomina como presidente a pesar de haber sido desplazado por la FIFA, pero que el día previo a la final de la Copa América Centenario se retira de Estados Unidos acorralado por esa misma entidad.
En el medio estuvo el cruce con los jugadores, con Lionel Messi a la cabeza, disgustados por las atenciones recibidas en la Copa, junto con un "arrastre" de cuestiones, y canalizadas en las redes sociales.
El futuro también es difícil y abrumador porque si Messi renuncia definitivamente a la selección, con él lo harán varios más (entre ellos Javier Mascherano y Sergio Agüero), antes de tiempo, y destrozarán el patrimonio del equipo.
A su vez, el Seleccionado, afectado por una interna política, apunta inexorablemente a un recambio generacional que hoy en día se observa como poco probable para después del Mundial Rusia 2018.
La Argentina está en serios aprietos y alguien o varios deberán hacerse cargo. El mundo futbolístico nos mira y no puede creerlo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico