Un grupo de amigos construyó un pueblo vacacional

Ocho amigos - cuatro parejas- de Texas, Estados Unidos, que se conocen desde hace más de 20 años buscaban una mejora en su calidad de vida, juntaron sus ahorros y con eso hicieron lo que muchos soñarían: una mini ciudad para envejecer juntos y sin problemas de distancia, por ejemplo.

Inspirados por el "tiny-house movement" (movimiento de mini-casas), en 2011 el grupo de amigos compró un terreno de cuatro hectáreas al lado del río Llano y contactaron con el arquitecto Matt García para idear los diseños de las casas, a pequeña escala y respetuosas con el medio ambiente.
"The Llano Exit Strategy" (Estrategia de salida de Llano) es un sueño puesto en práctica. La idea inicial fue buscar un lugar donde poder pasar juntos las vacaciones sin tener que hacer reservas o cuadrar alojamientos para tantas personas.
Cada una de las casas cuesta unos 38 mil dólares, e incluyen una cama de matrimonio, un baño y un porche. Las cabinas de 40 metros cuadrados fueron diseñadas para dotar a sus habitantes de las máximas comodidades.
Tanto con los materiales como con el diseño se implementaron medidas de ahorro de energía y aprovechamiento de recursos. Por ejemplo, los techos inclinados sirven para recoger el agua que riega las plantas salvajes y el césped. En total pueden almacenar unos 20.000 litros. El metal galvanizado de los techos también protege el interior del calor estival. El aislamiento de espuma ayuda a regular las temperaturas durante todo el año. En un cobertizo externo se trata el agua de lluvia y se mezcla con el agua potable para tener suministro de agua apta para el consumo todo el año.
Las parejas aún no viven en las casas a tiempo completo, pero pasan todas sus vacaciones allí.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico