Un hombre apuñaló y le pegó salvajemente a su mujer en el Pietrobelli

Esta mañana un hombre con antecedentes por violencia de género atacó a golpes y apuñaló a su mujer en una vivienda de la calle Alvear y Alem. Carlos Aibar quedó detenido y Aldana Gallardo fue trasladada al Hospital Regional.

Cerca de las 10 de la mañana, un llamado telefónico alertó a los oficiales de guardia de la Seccional Segunda. Vecinos del barrio Pietrobelli avisaron que en una casa ubicada en Alvear y Alem se escuchaban gritos y golpes.

De inmediato, un móvil se acercó hasta la zona y al llegar se encontraron con un nuevo episodio de violencia de género en la ciudad. Carlos Gabriel Aibar, de 29 años y con antecedentes de maltrato a su pareja, apuñaló y golpeó en todo el cuerpo a Aldana Gallardo de 18 años.

Según describió a El Patagónico el jefe de la Seccional Segunda, comisario Ariel González, al llegar a la vivienda "el hombre estaba agrediendo a su esposa, quien le produjo dos heridas punzocortantes y golpes en todo el cuerpo".

Tal fue la brutalidad de la golpiza en la cara, que la mujer -cuando llegaron los efectivos- solo podía balbucear algunas palabras, ya que estaba impedida por la sangre y el polvo que tenía en la boca. Aibar la arrastró de los pelos una cuadra, mientras los vecinos llevaron a los hijos de la pareja con la madre de la víctima para que no presenciaran el violento episodio.

El comisario González manifestó que secuestraron un arma blanca y señaló que Aldana fue trasladada al Hospital Regional con heridas en el rostro, la yugular y las costillas.

Desde la Comisaría de la Mujer de la ciudad, confirmaron a este medio que las estadísticas van en aumento mes a mes, y en lo que va del año -hasta el 23 de noviembre- se han recibido 919 denuncias, y con ello también aumenta el nivel de agresividad en cada caso.

PROHIBICIÓN DE ACERCAMIENTO

El 21 de noviembre pasado, Aibar protagonizó otro episodio de violencia contra la casa de su cuñado y ocasionó diversos daños rompiendo un vidrio de un inmueble en construcción, además de ladrillos con una piedra de considerable tamaño.

El motivo -en aquella ocasión- fue la imposibilidad ver a los hijos que tiene con Aldana Gallardo. Finalmente Aibar quedó detenido en la Seccional Segunda por presuntas amenazas y daño. Además se la había dictado una prohibición de acercamiento tanto a la víctima como a su pareja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico