Un hombre en silla de ruedas baleó una casa en la Urquiza

"Sacó (el arma) de la campera que tenía entre las piernas y empezó 'pam', 'pam'", le describió el damnificado a El Patagónico sobre el ataque que sufrió ayer su propiedad de Urquiza casi Bouchardo. La víctima observó cómo un hombre en silla de ruedas baleaba su casa, mientras quien lo acompañaba iba levantando las vainas servidas que quedaban en la vereda.

Un vecino de Urquiza casi Bouchardo ayer denunció públicamente ante El Patagónico el ataque armado de un hombre residente de la zona que llegó hasta su vivienda y le descerrajó al menos ocho tiros contra la puerta del taller.
Luis comentó que "gracias a Dios no hubo heridos", pero que en ese momento había clientes que compraban en el kiosco de su madre, el cual está ubicado a solo diez metros de donde tuvo lugar el atentado.
"Es de acá a la vuelta; es un tal Lucas Delgado que tiene problemas con los vecinos de enfrente y anda en silla de ruedas, por lo que la Policía no le puede hacer nada" denunció Luis.
Según se investiga, el autor de los disparos primero compró cigarrillos en el kiosco de la víctima para luego tirotear una vivienda de la cuadra en la que no había moradores y luego hacer lo propio con la de Luis. La víctima no sabe cuál fue el motivo de la agresión, ya que aseguró no tener problemas con este hombre.
"Sacó (el arma) de la campera que tenía entre las piernas y empezó 'pam', 'pam'. Y el muchacho que estaba al lado levantaba todas las vainas que estaban tiradas. Con razón ahora me dice que hay seis tiros, y encontraron tres (vainas), las otras se las llevaron" contó el damnificado del ataque luego de prestar testimonio ante personal de la Seccional Primera.
El cómplice del agresor sería un joven de nacionalidad dominicana que siempre lo acompaña.
La puerta de chapa del taller quedó agujereada de plomos. Los proyectiles pasaron peligrosamente en su trayecto hacia el interior de la propiedad.
Los encargados de levantar las vainas para peritarlas fueron los efectivos de la Policía Científica y de la Seccional Primera. Los proyectiles serían de 9 milímetros.
"Habían ido a tirar al frente primero, y como se estaban yendo y el quiosco estaba abierto, había clientes adentro, volvieron y comenzaron a tirar acá nomás" dijo Luis.
Testigos del hecho no salían de su asombro, mientras tomaban conciencia de que bien pudieron haber sido ellos las víctimas del ataque que pudo haberles costado la vida o alguna herida por el solo hecho di ir a comprar al quiosco.

"TIRO A MATAR"
Los testigos le recriminaron al hombre de la silla de ruedas su acción, pero éste negó la autoría. La Policía de la Seccional Primera realizó un acta de intervención en el lugar, tomó la denuncia y realiza la causa por abuso de armas dirigida por el Ministerio Público Fiscal para determinar a los autores.
"Yo quiero que hagan algo, que a este muchacho lo detengan porque yo tengo un kiosco, estaba mi 'vieja'; se puso nerviosa porque había clientes, mira si les pasa algo. A nosotros nunca nos había pasado. A ellos siempre (por los vecinos). Son conocidos de acá. Que los metan presos, que lo internen. Entre nosotros nunca hubo problemas con ellos, no sabría decirte por qué lo hizo", aseguró el damnificado que espera ahora una respuesta rápida de la Justicia.
"Se cree dueño del barrio, no sé qué creer, todo porque tiene pistola. Tiró a matar" reiteró la víctima. El tirador efectuó los disparos pasadas las 14, a plena luz del día y en un lugar muy transitado.
En esa zona, a dos cuadras del lugar, en Alsina y Vélez Sarsfield el jueves a la noche una estudiante fue abordada por un delincuente que a punta de cuchillo le robó su teléfono Iphone y un grupo de mujeres la golpeó para sacarle mochila.
Por otra parte, en Maipú al 1.300 una sexagenaria fue asaltada la semana pasada por una mujer con un punzón que la tomó del cabello para arrojarla al suelo con la intención de intentar robarle la billetera y las pertenencias.
Esa zona de La Loma se ha vuelto peligrosa en los últimos días, por lo que los vecinos exigen mayor presencia policial como medida de prevención.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico