Un hombre trans pensó que había engordado, pero estaba embarazado

Después de una década de iniciar su transición, el muchacho no tenía en sus planes gestar un hijo, pero la vida le dio una sorpresa que resultó inmejorable.

Kayden Coleman, de 29 años, no tenía pensado convertirse en padre -al menos no de manera biológica-, pero los últimos vestigios femeninos de su cuerpo le dieron una sorpresa y, tras una década de vivir como hombre, quedó embarazado de su hija, Azaelia.

Coleman y su marido, Elijah, se casaron en 2013 tras decubrir que el muchacho estaba embarazado de 21 semanas, informó el sitio Today. Lo que parecía ser un problema de espalda que le causaba dolor y malestar se convirtió rápidamente en una noticia impensada.

"Nunca pensé en un embarazo. No pensé que fuese una posibilidad", expresó Kayden al sitio Daily Mirror. Sin embargo, el hombre no tuvo en cuenta el período de seis semanas durante el cual interrumpió su tratamiento para prepararse para una doble mastectomía.


embarazado1.jpg

Fue justo durante esas semanas que los Coleman concibieron a su hija, quien ya tiene un año y 10 meses. La noticia fue una bomba para la familia de Elijah debido a que él nunca les había contado que su novio había nacido mujer.

"Es algo tan personal que sentí que tenía que contarlo Kayden, pero cuando nos enteramos de que estaba embarazado les tuve que decir. ¿Cómo más íbamos a explicar el nacimiento de la bebé?", convino el hombre.

El trío se acomodó con paciencia y mucho esfuerzo en su departamento de Philadelphia, en los Estados Unidos, y ahora son una familia muy popular en las redes sociales y YouTube, donde comparten actualizaciones sobre su vida cotidiana.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico