Un incendio en Laprida reavivó el pedido de un cuartel de Bomberos en esa zona

Una vivienda del barrio Laprida quedó reducida a cenizas ayer tras un desperfecto técnico en una estufa eléctrica. Habitantes del sector reclamaron por los minutos que tardó en llegar un autobomba y retomaron el viejo pedido de un cuartel de Bomberos que atienda las necesidades de Bella Vista Norte, Sarmiento, Manantial Rosales y Valle C.

En la madrugada de ayer se produjo un incendio en una vivienda ubicada en Quito y Caracas del barrio Laprida. El siniestro se originó por un desperfecto en una estufa eléctrica y consumió la totalidad de la casa de la familia Burgos, extendiéndose rápidamente hacia dos construcciones que compartían el mismo terreno.
Ante la intensidad de las llamas los vecinos intentaron combatir el fuego con mangueras y baldes hasta que llegaron los bomberos.
Según el relato de los vecinos, el móvil 42 del Destacamento de Bomberos Voluntarios de Kilómetro 3 llegó a las 0:15 cuando el fuego se aproximaba a alcanzar una cuarta vivienda por lo que se tuvo que pedir apoyo al Destacamento 2 y al Cuartel Central.
El trabajo de los uniformados se extendió por más de media hora y no se registraron heridos, pero sí una gran pérdida de objetos materiales por lo que se reavivó el viejo pedido de un destacamento en la zona.

UN PEDIDO ENTRE TODOS

Los habitantes de Laprida, Bella Vista Norte, Manantial Rosales, Sarmiento y Valle C han realizado diversas gestiones ante el municipio para contar con un destacamento cercano dado que la disponibilidad de los móviles de Km 3 está sujeta a la densidad del movimiento vehicular en Mosconi y la ruta 3 que en determinados horarios es "complicado".
Este nuevo siniestro determino que los habitantes del lugar se reunieran ayer, a las 15, en la sede de la Asociación Vecinal del barrio Laprida para juntar firmas en busca de solicitar un nuevo destacamento que garantice la seguridad de toda zona.
El ex referente barrial de Laprida, Roberto Romero, fue uno de los que impulsó la convocatoria y manifestó que la preocupación de los vecinos se basa en la decisión por parte de las autoridades de negarle un cuartel.
"Nos dicen que no reunimos las estadísticas suficientes para tener un destacamento y cada vez somos más en esta parte. Hay gente que no tiene gas y se calefacciona con leña y estufas eléctricas lo que es muy peligroso", detalló Romero.
"Las casas son precarias tienden a prenderse fuego muy rápido por lo que no solo necesitamos un equipo de bomberos sino que también que se llenen las bocas hidratantes porque reiteradas veces los autobombas tienen que volver a Kilómetro 3 a recargar", agregó.
La reunión también permitió que los vecinos ayudaran a la familia Burgos brindándole contención y refugio hasta que puedan reconstruir su vivienda.
En consecuencia, se solicita a la comunidad que quien pueda donar elementos para los damnificados se acerquen a la Asociación Vecinal de Laprida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico