Un informe revela que 40 trabajadores de YPF fueron víctimas de la dictadura

En el microcine del Museo Nacional del Petróleo se llevó a cabo ayer por la tarde la presentación del informe sobre las víctimas de la dictadura que en ese momento trabajaban en YPF. Fue realizado por investigadores de la empresa y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas.

En los años de oscuridad que vivió el país durante la última dictadura cívico-militar, entre 1976 y 1983, el relato oficial marcaba que los desaparecidos eran considerados personas que se habían escapado por alguna aventura amorosa o se había ido del país.
La empresa Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) no quedó apartada de esta situación. En el informe presentado ayer, a las 19, en el microcine del Museo Nacional del Petróleo, expresa que más de 40 trabajadores de la empresa perdieron la vida a manos del terrorismo de Estado.
La investigación del proyecto titulado “Reparación de Legajos de Trabajadores de YPF, Víctimas del Terrorismo de Estado. Hacia una verdadera responsabilidad social empresaria, el caso de YPF”, estuvo a cargo de la Secretaría de Derechos Humanos y del doctor Santiago Garaño, asesor de YPF, en la investigación para la Reparación de Legajos Laborales previsto por el Decreto 1199/12, contando también con la participación del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).
Asimismo, el informe fue presentado por el doctor Santiago Garaño, miembro del CONICET; y por el docente investigador y ex rector de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), Jorge Gil.
Durante la presentación estuvieron presentes el rector de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Alberto Ayape; el secretario de Extensión Universitaria, Diego Lazzaroni, el concejal Luis Zaffaroni y habitantes del barrio Mosconi.
El trabajo de investigación permitió identificar a más de 40 agentes integrantes de la planta de personal de YPF, que fueron desaparecidos o asesinados en el periodo 1974- 1983. Ninguno de ellos es oriundo de Comodoro Rivadavia, pero los investigadores sostienen que el número de víctimas es parcial por lo que no se descarta nuevos hallazgos.

CERRAR UN CIRCULO
Los responsables de llevar a cabo esta investigación sostuvieron que este proyecto ayudó a cerrar un círculo en los familiares de las víctimas y cerrar viejas heridas con las personas que tenían los peores recuerdos con la empresa petrolera.
“Cuando realizamos el homenaje en la localidad de Buenos Aires muchas de las familias nos agradecían el trabajo realizado porque hasta la fecha creían que sus familiares o amigos, todavía estaban exiliados en el exterior. Otros simplemente lograron cerrar un momento triste en sus vidas”, sostuvo Garaño.
De igual manera, Iván Brizuela manifestó que la tarea encomendada por YPF, demandó esfuerzo, creatividad y memoria.
“Creo que este es uno de los proyectos más largos que puede tener un investigador y lo triste es que sigue siendo parcial. Sigue estando abierto por lo que habrá que redoblar esfuerzos y seguir trabajando”, agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico