Un intendente de Chubut con alcoholemia positiva: "reconozco mi error y me hago cargo"

Javier Roldán es el intendente de Puerto Pirámides quien el sábado por la madrugada fue demorado durante un control de alcoholemia en la localidad de Esquel. El test le dio positivo y le retuvieron el vehículo oficial en que se movilizaba. "Me parece bárbaro que el control sea parejo para todos. Reconozco mi error y me hago cargo", aseguró a El Patagónico.

El intendente de Puerto Pirámides, Javier Roldán explicó a El Patagónico cómo se dieron los hechos el fin de semana y que lo tuvieron como protagonista, cuando se dirigía en un Renault Latitude, junto con dos compañeros a un encuentro de la juventud militante en la localidad cordillerana.

El intendente de Pirámides fue demorado durante un rutinario control de tránsito y alcoholemia que realizaban los agentes de Esquel. Ahí fue que el funcionario municipal que conducía un automóvil oficial fue sometido al control de alcoholemia que dio como resultado en un primer momento 0,6, más de lo permitido.

"Fuimos a cenar, estuvimos comiendo una pizza, tomé un solo chop de cerveza y a la vuelta del lugar estaba el control, ni pensé que me iba a dar positivo", relató este mediodía Javier Roldán. "Doy la cara, el error fue mío", reconoció a este medio.

Al ser consultado por el vehículo oficial en el que se movilizaba y que todavía permanece secuestrado en Esquel, señaló que "es el auto en el que me muevo siempre y como no tengo chofer, lo manejo yo".

En otro tramo aclaró que en el momento de requerirle la documentación los agentes "me trataron como uno más, uno es intendente, es humano. Me perece bárbaro porque el control que se toma es parejo para todos, porque hay algunos funcionarios que sacan ´chapa´ y piensan que se pueden eludir los controles. Respeto el trabajo de la gente".

Roldan sostuvo que la situación que le tocó vivir "no es un ejemplo para nada, pero yo me sentía que estaba excedido" pero recalcó: "no lo discuto, es parte del control y pautas".

Por el incidente el jefe comunal de la localidad del Valle tuvo que regresar a Puerto Pirámides en el colectivo de larga distancia.

Asimismo, confirmó que se hará cargo de la multa que rondaría en la cifra de cinco mil pesos. "Voy a tener que viajar a Esquel estos días, para presentar la documentación y retirar el vehículo. La multa la voy a pagar yo, porque el error es mío", sostuvo. "Somos parte de la reglas y no podemos ir en contra de ellas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico