Un juez de Familia ordenó que se levante el paro docente y que no haya descuentos

Al hacer lugar a un recurso de amparo presentado por el vocal que representa a los padres de estudiantes ante el Consejo Provincial de Educación, el titular del Juzgado de Familia de Río Gallegos, Diego Lerena, emitió ayer una resolución por la cual ordena al principal gremio docente, ADOSAC, dejar sin efecto la extensa huelga. También intimó al Gobierno provincial a no descontar los días no trabajados.

Caleta Olivia (agencia)

A través de la decisión del juez Diego Lerena, la Justicia de Familia procura buscar una salida al conflicto que ya se extiende por casi cien días y sigue impidiendo el inicio formal del ciclo lectivo en escuelas públicas de Santa Cruz, afectando a casi 70 mil niños y adolescentes.
En la resolución, el magistrado también demanda al Consejo Provincial de Educación "garantizar" las negociaciones paritarias y a poner en óptimo estado la infraestructura edilicia de todos los establecimientos educativos.
En la faz medular del fallo sobre la causa caratulada "Canale, Juan Manuel contra la Asociación Docentes de Santa Cruz y otros s/acción de amparo", el magistrado exigió a la Asociación de Docentes Santacruceños (ADOSAC), "el cese inmediato de las medidas de fuerza en la modalidad que se vienen desarrollando y que afectan de modo directo el normal dictado de clases".
También intima al Estado Provincial y el Consejo Provincial de Educación, a que aseguren "la continuidad de las negociaciones paritarias con los gremios codemandados (se incluye a la AMET), a la que deberán concurrir obligatoriamente las partes en conflicto, exhortándolos a que activen los mecanismos previstos en la ley 26.206 a efectos de buscar una solución".

PLAZO PERENTORIO
En forma paralela, el juez de Familia intimó a las partes en conflicto a que en un lapso máximo de diez días hábiles de ser notificados acaten el fallo y que se dé cumplimiento "a los procesos de titularización de cargos con el fin de garantizar la efectiva prestación del servicio educativo".
Respecto a las directivas dirigidas hacia el Gobierno provincial, demandó que el mismo se "abstenga de descontar a los docentes los días de huelga transcurridos, cualquiera sea su consideración jurídica, paro, suspensión de la relación laboral, presentismo, etcétera, hasta el agotamiento de la negociación y conciliación colectiva".

POSTURAS
INTRANSIGENTES
Hay que recordar que el último encuentro entre dirigentes de ADOSAC y AMET (docentes de escuelas técnicas) con autoridades provinciales, se concretó el lunes en Buenos Aires en el marco de una nueva convocatoria que hizo a las partes en conflicto el Ministerio de Educación de la Nación que ahora encabeza Alejandro Finocchiaro.
Al finalizar la reunión, la titular de la Secretaría General de Gobernación, Claudia Martínez aseguró que el Estado provincial está dispuesto a negociar un aumento salarial con fondos exclusivos del Gobierno nacional, a condición de que previamente los gremios levanten la medida de fuerza.
Sin embargo, indicó "no hubo ningún indicio por parte de los sindicatos de dar un gesto con los chicos en las aulas", en tanto que los representantes de los gremios remarcaron que debatirán en sus respectivos congresos si levantan la medida de fuerza ya que "las bases son las que deciden".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico