Un juez federal citó al Papa en un fallo sobre drogas

En un fallo por tenencia de estupefacientes en el que se condenó a Damián Vera –preso por homicidio- por habérsele hallado droga en un termo en la alcaidía, el juez Enrique Guanziroli citó el discurso del Papa en una cárcel de Juárez, cuando dijo: "el problema de la seguridad no se agota solamente encarcelando".

El juez Enrique Guanziroli, integrante del Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) de Comodoro Rivadavia, hizo suyos conceptos del Papa Francisco, expresados el 17 de febrero en Ciudad Juárez, relacionados con la vida detrás de las rejas.
A Damián Celestino "Pollo" Vera –recluido por el homicidio de Eliana Epulef- se lo condenó el miércoles último a un año y medio de prisión por hallársele 9 gramos de marihuana en un termo mientras permanecía alojado en la alcaidía.
Para Guanziroli (que votó en disidencia), el pedido del Ministerio Público Fiscal para que a Vera se lo condenase a dos años de prisión efectiva y se lo declarase reincidente merecía un párrafo aparte, ya que consideró excesiva la pena "por algo más de nueve gramos de marihuana, además de multa, un par de años cautivo en el presidio y su declaración de reincidencia con todos sus efectos restrictivos".
El juez advirtió que "no es que ignore la historia personal del sujeto sometido a juicio, su anterior vida en libertad y las causas que lo llevaron a su encarcelamiento prolongado tras los muros de un penal; tampoco cabe desatender a las personas de su entorno", considerando que no había elemento probatorio que determinara que "esa exigua cantidad" de estupefaciente estuviese destinada a trascender a terceros.
Fue entonces cuando trajo a colación las recientes reflexiones del Papa Francisco, "que recoge con acierto constataciones que mucho tiempo antes habían sido señaladas por los especialistas. Ya tenemos varias décadas perdidas pensando y creyendo que todo se resuelve aislando, apartando, encarcelando, sacándonos los problemas de encima, creyendo que estas medidas solucionan verdaderamente los problemas. Nos hemos olvidado de concentrarnos en lo que realmente debe ser nuestra preocupación: la vida de las personas; sus vidas, las de sus familias, la de aquellos que también han sufrido a causa de este círculo de la violencia".

MAS ALLA DEL ENCIERRO
El Papa había dicho que "a veces pareciera que las cárceles se proponen incapacitar a las personas a seguir cometiendo delitos, más que promover los procesos de rehabilitación que permitan atender los problemas sociales, psicológicos y familiares que llevaron a una persona a determinada actitud. El problema de la seguridad no se agota solamente encarcelando, sino que es un llamado a intervenir afrontando las causas estructurales y culturales de la inseguridad que afectan a todo el entramado social".
Y aunque Guanziroli consideró que esas reflexiones sólo alcanzarían a conmover a quienes estén vinculados con esta postura del religioso, tampoco deberían "resultar inocuas para quienes les toca decidir sobre la libertad, el patrimonio, la fama y, en fin, la vida de las personas sujetas a un proceso penal y sus graves secuelas".
Dijo entonces que "esas ideas que rompen el encanto de la falsedad de algunos símbolos denuncian guiones oficiales, monótonos y domesticados, parecen más que recriminaciones de aquellas que en un estado democrático aún quedan por conseguir para la correcta individualización penal".
Por ello, el juez pidió que de interpretarse que cabía la condena a Vera, debía sustituirse la prisión por una medida de seguridad curativa o educativa, previo dictamen médico. Y que además había devolverle el termo incautado en el que se encontró la droga.
En cuanto a los antecedentes de una denuncia realizada en 2005 sobre supuesto tráfico de estupefacientes en una dependencia policial y las supuestas numerosas causas semejantes que habrían acaecido en la alcaidía, cabía remitirlos al Ministerio Público Fiscal para que instruya y ejercite las obligaciones propias de su estado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico