Un matrimonio de Río Gallegos volcó en cercanías de "La Bajada de los Palitos"

Los dos ocupantes de un Nissan Tiida, ambos de 75 años, sufrieron ayer por la tarde un vuelco sobre la ruta Nacional 3, a la altura de la playa "Bajada de los Palitos". El conductor habría mordido la banquina. El vehículo traspasó el guard rail y terminó a unos 40 metros volcado. El matrimonio sufrió diversas lesiones de consideración. El hombre anoche permanecía grave.

El accidente se registró a las 14:50 de ayer en la curva anterior a la recta donde se encuentra el acceso a la concurrida playa ubicada al sur de Rada Tilly.
El matrimonio compuesto por Juan Gerónimo Bronzovich y Aurora del Carmen Pipino, ambos de 75 años, se desplazaba a bordo de un Nissan Tiida, dominio JIK 473.
Habían partido de la ciudad santacruceña de Río Gallegos, y la policía desconocía su destino dado que ambos resultaron lesionados y tuvieron que ser trasladados de urgencia a la guardia del Hospital Regional, informaron fuentes oficiales a El Patagónico.
El auto circulaba por la ruta Nacional 3 y según el testimonio de un camionero a la policía de Rada Tilly, el conductor habría mordido la banquina perdiendo el control del volante. Las huellas de las cubiertas sobre la cinta asfáltica daban cuenta de las maniobras que efectuó el conductor.
El rodado salió hacia la banquina donde primero chocó contra los hierros del guarda rail y luego voló unos cuarenta metros para terminar volcado sobre las matas silvestres del lugar.
Ocasionales automovilistas pusieron en alerta a las fuerzas de seguridad y rápidamente concurrieron dos ambulancias, Defensa Civil, Policía y Bomberos.
La tarea de los voluntarios fue primordial para rescatar a las víctimas que estaban atrapadas en el habitáculo, principalmente el conductor.
Los bomberos tuvieron que cortar las chapas de la carrocería para poder liberar al hombre. Su esposa, en tanto, fue sacada con mayor facilidad.
Ambos llevaban puesto el cinturón de seguridad y los rescatistas creen que el sistema de airbag fue de mucha utilidad para atenuar las consecuencias. No obstante, el matrimonio resultó con politraumatismos y cortes en distintas partes del cuerpo.
Una vez que salieron hacia el hospital las unidades sanitarias con los heridos, personal de las seccionales Tercera y Primera se encargaron de detener el tránsito sobre la Yrigoyen para completar el operativo de traslado.
Al cierre de esta edición, la salud de Bronzovich había empeorado y continuaba internado en una sala de terapia intensiva. Los médicos hacían todos los esfuerzos para salvarle la vida. Mientras, su esposa también permanecía en estado delicado con problemas de presión, precisaron las mismas fuentes.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico