Un médico se disfraza de superhéroe para atender a los nenes con leucemia

Se trata de un oncólogo mexicano, quien venció el cáncer en su adolescencia. Hoy es responsable del área de leucemia del Hospital Civil de Guadalajara, allí cambia de disfraz y todos los días para ayudar a los más pequeños a combatir la enfermedad.

Sergio Gallegos Castorena, fue diagnosticado con cáncer a los 17 años, su esperanza de vida era casi nula pero sus padres buscaron una segunda opinión en Estados Unidos y ahí los especialistas encontraron que era un cáncer operable en un 80%. Ocho meses de tratamiento consiguieron que se recuperara.

"Regresé a mi país y me fijé dos misiones en la vida: vivir cada día agradeciendo a Dios por la oportunidad que me dio y convertirme en un médico de excelencia especializado en cáncer infantil para que otros niños no tuvieran que ir a tratarse a otro país como yo", relata Gallegos Castorena, oncólogo pediatra a Verne.

Fue así que el medico mexicano empezó a destinar parte de su tiempo a entretener niños especializados disfrazado de payaso. "Cuando yo estaba hospitalizado me iban a visitar voluntarios vestidos de lo mismo y a mí se me olvidaba que me sentía mal. Quise hacer lo mismo", dijo.

En diciembre de 2007, Sergio comenzó a trabajar en el Hospital Civil de Guadalajara como encargado del área de leucemia y empezó a disfrazarse de superhéroe, casi todos los días con un disfraz distintito, para ayudar así a combatir la enfermedad a los más pequeños. Los Reyes magos, el Chapulín colorado, Capitán América, Batman, Spiderman, Iron man, , futbolistas, brujos y hasta chefs son algunos de los personajes que elige para atender a sus pacientes.

medico4.jpg

Spiderman invita a los pequeños a prepararse y a cumplir sus sueños. El Chavo del ocho les transmite que aunque vengan a tratamiento tienen que seguir jugando, pues son niños. "Haces una conexión mágica. Hay niños que cuando me ven de doctor lloran y dejan que los revises. En cambio, cuando los atiende un personaje entran corriendo a la consulta".

Embed

El especialista valoró el impacto que tiene su trabajo en los niños "Hay muchos que vienen disfrazados a sus consultas. Una vez vino Hulk y quiso levantar mi escritorio. Ahora, cuando van a terminar su tratamiento me escriben por Facebook y me piden que me vaya de algún personaje el día que los voy a dar de alta y yo lo hago", dijo.

medico chavo.jpg


Para el doctor Héctor Raúl Pérez Gómez, director general del Hospital Civil de Guadalajara, Gallegos Castorena es más que un buen oncólogo. "Ha entendido que atender a un niño enfermo es atender a todo un contexto de complejidades familiares y sociales. Ha creado una red de apoyo para los niños que necesitan que los profesionales de la salud los veamos como seres humanos".

Según datos del hospital, se han atendido a 7.300 niños con una tasa de curación del 78%. "En el caso específico de leucemia estamos alcanzado prácticamente el 80% de curación de niños con esta enfermedad. El trabajo de Gallegos ha sido fundamental para alcanzar estos porcentajes", aseguró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico