Un mes después de la catástrofe que cambió a Comodoro Rivadavia

El miércoles 29 de marzo a las 17:50 se dio inicio a un temporal inimaginable para Comodoro Rivadavia, los primeros 30 milímetros de lluvia que cayeron en cerca de 30 minutos fueron un anticipo de lo que luego se transformó en un evento climático histórico.

Con una semana de anticipación desde la Municipalidad de Comodoro Rivadavia se había anunciado un temporal de lluvia para las 21:00 del miércoles 29 de marzo, a pesar de que los distintos organismos estaban expectantes a lo que podía suceder, nada podía suponer lo que sucedió luego.

Con casi tres horas de antelación la lluvia empezó a caer con fuerza a las 17:50 de ese miércoles y en sólo 30 minutos los casi 30 milímetros que cayeron dejaron anegada la ciudad. Tal situación obligó a suspender el transporte público de pasajeros en la ciudad.

Algunos barrios ya se encontraban aislados y era imposible ingresar, incluso con camioneta. La lluvia continuó por la noche y el acumulado de la jornada llegó a más de 50 milímetros de agua. A esas horas se podían ver imágenes desesperantes de automóviles siendo arrastrados por el agua que corría fuertemente por zonas que ya habían sufrido antes estos embates.

Ninguna obra pudo contener lo que sucedería entre el jueves 30 y viernes 31 donde se superaron todas las marcas históricas de precipitaciones y el acumulado sumó 232 milímetros, superando incluso el promedio anual histórico (1930-2016).

Los evacuados ya se contaban de a miles. Cientos de casas quedaron destruidas por el lodo que bajó de las laderas de los cerros y se metió por cada lugar. Y en este contexto, los irresponsables que difundían noticias falsas en las redes sociales, que sumaban pánico a lo que ya se estaba viviendo.

Luego de ese fin de semana, nuevamente el jueves 6 de abril la lluvia dio la estocada final, aquellos que habían trabajado incansablemente por sacar el agua y lodo de sus casas y patios vieron como todo el trabajo que habían hecho se borraba en un santiamén. Hubo evacuados por Prefectura en botes en la madrugada del viernes 7, los voluntarios no podían hacer mucho ya que el barro avanzaba con fuerza sobre las casas de los barrios más afectados como el Juan XXIII, Laprida, Kilómetro 8, Tres Pinos, Moure, Pueyrredón; y Caleta Córdova, que quedaba aislada.

Luego de un mes las máquinas continúan trabajando para sacar el barro, con reclamos de por medio por parte de los vecinos evacuados que todavía no saben qué harán de sus vidas ya que el lodo sepultó sus sueños y las respuestas tardan en llegar.

Roca Colapsada.mp4


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico