Un mes de prisión para los asaltantes que hirieron de un balazo a un joven en Km 8

Los tres hombres de nacionalidad dominicana fueron imputados por el asalto callejero perpetrado el martes a un trabajador de 25 años. Según la imputación de la Fiscalía, lo interceptaron a media cuadra de su casa, le colocaron una capucha en la cabeza y le asestaron dos culatazos. Luego, lo hirieron de un tiro y se apoderaron de su teléfono celular. La juez Raquel Tassello les dictó 30 días de prisión preventiva. La mujer que los acompañaba no fue acusada.

Tal como adelantó El Patagónico en su edición ayer, los ocupantes de un Ford Fiesta dorado fueron perseguidos y detenidos el martes a la noche por su participación en un violento robo ocurrido en el barrio Gobernador Fontana, en Kilómetro 8.
Durante el mediodía de ayer los sospechosos, todos de nacionalidad dominicana, fueron sometidos a una audiencia de control de detención y apertura de la investigación en la Oficina Judicial. Se trata de Caros Yariel Deaza Rosario (24), Eudy Dariel Torres Jiménez (35) y Marlon Alfonso Fillón Ventura (45).
La cuarta ocupante del automóvil, Ana Cantalicia García Gómez (33) llegó detenida a la audiencia judicial, pero no se le formularon cargos. Andaba con un bebé en sus brazos al momento de la aprehensión. La policía de Kilómetro 8 presume que cometieron otros ilícitos de similares características, debido a que en el interior del rodado se encuentran cinco teléfonos celulares.
El fiscal Adrián Cabral junto a la funcionaria Patricia Rivas relató en la audiencia que el martes a las 19:30 la víctima, de 25 años, regresaba de su lugar de trabajo y se dirigía a su domicilio. En momentos en que caminaba por la calle Calixto Melzi, casi Comodoro Rivadavia, el trabajador fue abordado por dos individuos que descendieron de un Ford Fiesta color dorado.
Los delincuentes le cubrieron el rostro con una capucha y le asestaron dos culatazos sobre su cabeza. Al resistirse, le efectuaron un disparo en el brazo izquierdo que le provocó una fractura expuesta. Lo despojan de su teléfono celular y escaparon en el automóvil mencionado.
Al menos cinco testigos aportaron características del rodado, patente FKU 915, el cual fue visto en la rotonda de las rutas 3 y 39 por policías de Próspero Palazzo. Las señas de los agentes para que el conductor detuviera su marcha fueron obviadas y huyeron. A los 800 metros el coche fue interceptado por un patrullero y sus ocupantes reducidos.
El fiscal precisó que uno de los individuos abrió la puerta y arrojó un arma de fuego en el interior del rodado. Solicitó que se declare legal la detención que fue realizada en flagrancia. Cabral mencionó la gravedad del ilícito cometido sobre la vía pública, con la utilización de un arma de fuego y con el resultado de un herido a quien le robaron su teléfono celular.
Para Deaza Rosario y Torres Jiménez el fiscal calificó el delito como robo agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de coautores. Mientras que para Fillón Ventura la calificó como robo agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe necesario. Y a la mujer no le formalizó ningún cargo.

A PRISION
El fiscal resaltó la existencia de elementos de convicción suficientes para sostener que los tres hombres son con probabilidad los autores del robo. Por la existencia del riesgo de fuga, debido a que la pena que se espera será de cumplimiento efectivo, pidió la prisión preventiva de los tres imputados por el término de dos meses e igual plazo para concluir con la investigación.
Respecto de Deaza Rosario mencionó que tiene un antecedente por el delito de lesiones graves, con una condena de tres años de prisión en suspenso.
La defensora pública Cristina Sadino que asistió a Deaza Rosario y Torres Jiménez, cuestionó la calificación legal y dijo que puede quedar en grado de tentativa ya que no ha habido real disposición del teléfono celular sustraído. "No se dan los requisitos para sostener una autoría".
En ese sentido, requiriendo la libertad de sus clientes o medidas sustitutivas como presentaciones semanales ante la Oficina Judicial. En igual sentido, se pronunció la defensora pública Lilian Bórquez que representó a Fillón Ventura, al sostener que no se dan los elementos para sostener una medida tan gravosa como la prisión preventiva.
La juez Raquel Tassello resolvió formalizar la apertura de investigación para los tres imputados y les dictó prisión preventiva por 30 días, a partir de los elementos de convicción suficientes y el peligro de fuga existente. Destacó la gravedad del robo, la pena en expectativa, la utilización de un vehículo para huir y el horario en que fue cometido el ilícito.
La policía de Kilómetro 8, en tanto, espera hoy requisar el Ford Fiesta que se encuentra secuestrado. En el interior se hallan cinco teléfonos celulares y procuran encontrar el arma utilizada en el asalto. El comisario Javier Loyola pidió que quienes hayan sido víctimas de robo de teléfonos celulares durante la tarde del martes se acerquen a la comisaría.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico