Un militar falleció en un choque frontal en cercanías de Garayalde

El accidente sobre la ruta Nacional 3 se produjo pasadas las 17 de ayer y fue protagonizado por un Volkswagen Gol y un Citroën Xsara. Como consecuencia del impacto, el conductor de VW -e integrante del Regimiento de Río Grande-, Ariel Juárez, falleció casi en el acto. El conductor del otro vehículo sufrió fracturas y sus acompañantes acusaron golpes leves. En otro accidente, sobre las 14:20 se produjo un vuelco en cercanías de Cañadón Ferrays. Los cuatro ocupantes de un Fiat Uno Novo, incluida una bebé, sufrieron golpes de leve consideración.

Según los primeros llamados al Centro de Monitoreo de Comodoro Rivadavia, el choque frontal se produjo sobre el Kilómetro 1688 de la ruta Nacional 3, en cercanías de la localidad de Garayalde y se registró a las 17:20. De inmediato concurrió la Policía de Camarones junto a personal médico.
Media hora después le dieron intervención a la unidad de rescate del Cuartel Central de Bomberos Voluntarios de Comodoro Rivadavia. Según informó la policía, el automovilista fallecido era un militar que se desempeñaba en Río Grande, Tierra del Fuego e iba a bordo del Volkswagen Gol con destino a la provincia de Salta.
Mientras, en el Citroën Xsara se desplazaba una familia que circulaba en sentido a Comodoro Rivadavia. Según los testimonios de ocasionales automovilistas y de los propios heridos, el militar se habría quedado dormido y cruzado de carril.
El conductor del Citroën advirtió la maniobra, descendió la velocidad y se tiró a la banquina, pero no pudo evitar el choque frontal. Frente al semejante impacto, el conductor del VW falleció casi en forma instantánea.
El conductor del Citroën acusó fracturas expuestas en sus dos piernas y sus familiares sufrieron golpes de leve consideración, se informó. Los heridos fueron trasladados al Hospital Regional para su atención.

UNA FAMILIA LESIONADA DURANTE UN VUELCO
Una pareja y sus dos hijos de corta edad, incluida una bebé de ocho meses, regresaban ayer por la tarde a Comodoro Rivadavia, a bordo de un Fiat Uno Novo, luego de haber visitado a sus familiares en Santiago del Estero. El accidente se produjo en el kilómetro 1.798 de la ruta Nacional 3. Según el relato del conductor del automóvil, un camionero que viajaba en sentido a Trelew "se abrió" demasiado en una curva y él trató de esquivarlo. Sin embargo, el automóvil mordió la banquina y terminaron volcando. Todos llevaban puesto el cinturón de seguridad, incluida la bebé que iba atada a una butaca especial en el asiento trasero.
El accidente se produjo a las 14:20, sobre la ruta Nacional 3, a unos 30 kilómetros al norte de Comodoro Rivadavia. El Fiat Uno Novo -dominio PAK 98- era comandado por un hombre de apellido Martínez quien iba acompañado de su esposa y sus dos hijos, uno de ellos es una beba de ocho meses.
Los viajeros habían visitado a sus familiares en la provincia de Santiago del Estero y volvían a esta ciudad ya que Martínez debía presentarse a trabajar hoy en una empresa petrolera. Según el conductor, un camionero, que circulaba en dirección contraria se "abrió demasiado en la curva y yo traté de esquivarlo para no chocar de frente". Sin embargo, el auto de la familia Martínez mordió la banquina y perdió estabilidad.
El coche salió hacia el campo donde dio varios tumbos y volvió a quedar sobre sus cuatro ruedas. Los integrantes de la familia llevaban puesto el cinturón de seguridad y ello evitó que salieran despedidos del habitáculo. La bebé iba en una butaca de seguridad y fue rescatada por su padre. Según confirmaron fuentes oficiales, la pequeña solo sufrió golpes leves.
Los vidrios de la luneta trasera como el lado derecho del conductor e izquierdo de asiento trasero quedaron totalmente destruidos. Productos del vuelco, las pertenencias de la familia Martínez quedaron dispersas a un costado de la ruta.
Otro camionero que observó la maniobra detuvo su marcha y se bajó para auxiliar a los damnificados y comunicarse rápidamente con los efectivos policiales.
Tanto la madre como el mayor de los niños fueron asistidos en el lugar donde los médicos constataron que no habían sufrido heridas de consideración pero, igualmente, fueron trasladados a la guardia del Hospital Regional para realizarle los exámenes correspondientes. El conductor no sufrió heridas de gravedad al igual que la bebé.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico