Un muerto y dos heridos graves por escape de gas que alarmó a Barracas

Rafael Rodríguez Roda, vocero de la empresa Metrogas, aseguró que el escape ocurrió cuando operarios de la compañía contratista Inarteco hacían "un trabajo de rutina en un caño de baja presión de 20 pulgadas y se intoxicaron", y remarcó que "no hubo explosión ni fuego".

Un operario de 51 años murió ayer en el barrio porteño de Barracas tras un escape de gas que ocurrió en un pozo en el que trabajaba una cuadrilla contratada por la empresa Metrogas, en tanto que otras cuatro personas resultaron intoxicadas por inhalación y debieron ser trasladadas al hospital Argerich.
Tres operarios trabajaban desde las 7 en uno de los caños de gas para el que se había realizado un pozo de más de dos metros de profundidad cuando una de las válvulas se zafó y los trabajadores se desmayaron tras inhalar una gran cantidad de gas en pocos minutos.
El titular del SAME, Alberto Crescenti, confirmó a la prensa que cinco ambulancias concurrieron de inmediato al lugar y trasladaron a tres operarios que "se encontraban en paro", uno de los cuales se supo más tarde que murió, y también a un portero y un vecino que habrían inhalado gas.
Crescenti detalló que el hombre que murió "realizó un paro respiratorio y luego un paro cardíaco" del que ya no pudo salir.
Además de las ambulancias del SAME, trabajaban en Martín García y Montes de Oca personal de la policía Metropolitana, Federal, Bomberos y emergencias de la Ciudad que evacuaron a los vecinos que vivían en los edificios de esa cuadra.
Rafael Rodríguez Roda, vocero de la empresa Metrogas, aseguró que el escape ocurrió cuando operarios de la compañía contratista Inarteco hacían "un trabajo de rutina en un caño de baja presión de 20 pulgadas y se intoxicaron", y remarcó que "no hubo explosión ni fuego".
"Todavía no se sabe el motivo exacto del accidente. Realmente desconozco las causas, sí que fue un escape importante de gas. Los operarios se encontraban en un pozo y por eso se intoxicaron", indicó el vocero a la prensa.
"Las manzanas fueron evacuadas pero no hay corte de gas en la zona. El corte de luz se da en forma preventiva. El caño abastecía a algunos domicilios, pero no a todas las manzanas que fueron evacuadas", afirmó.
"Eran las 9:30 cuando nos tocó timbre el portero para decirnos que teníamos que salir porque se había roto un caño de gas", dijo a Télam una propietaria del inmueble más próximo al lugar del escape identificada como Alicia.
"La semana pasada ya estaban trabajando ahí, pero esta mañana (ayer) volvieron. No se escuchó ninguna explosión, salimos por el ruido de las sirenas", explicó la vecina.
"No nos dejan acercarnos pero no hay olor a gas y dicen que no hay riesgos pero es por precaución", afirmó.
Otra de las vecinas identificada como Jhoanna aseguró que "me tocó timbre un bombero diciendo que necesitaban hablar con mi tío que es el portero y explicaron que teníamos que irnos".
"Parece que esta gente no tenían las herramientas de seguridad necesarias, porque no los vi con máscaras, ni nada de eso. No sé si sabían bien lo que debían hacer", explicó la mujer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico