Un muerto y más de 150 heridos en los festejos por el Año Nuevo

En Misiones un hombre falleció por las heridas de arma blanca que sufrió en una pelea durante los festejos. En Buenos Aires, en tanto, el Hospital del Quemado atendió a 13 personas que sufrieron diversas lesiones, entre ellos un hombre que perdió un ojo por una bengala y un nene de 7 años que sufrió quemaduras en su cuerpo por la explosión de una caja de pirotecnia.

Una persona murió y al menos 67 menores y 90 adultos sufrieron quemaduras o lesiones de distinta gravedad por mal uso de pirotecnia o impacto de corchos, riñas y otros incidentes vinculados a los festejos del Año Nuevo en todo el país, informaron ayer fuentes oficiales.
En Misiones una persona murió a causa de heridas de arma blanca sufridas en una riña durante los festejos, mientras que los centros sanitarios de esa provincia también debieron asistir ocho casos de quemaduras por pirotecnia, doce heridos en riña de los cuales siete presentaban heridas de arma blanca, tres heridos en siniestros viales, un intoxicado por exceso en el consumo de alcohol y cuatro por inhalación de humo.
En Buenos Aires por su parte, entre los casos más graves que la guardia del Hospital del Quemado debió atender ayer a la madrugada se encuentra el de un hombre que perdió un ojo por una bengala y el de un nene de 7 años que sufrió quemaduras extensas en su cuerpo por la explosión de una caja de pirotecnia que trasladaba el adulto a quien acompañaba.
La médica Miriam Miño, de ese centro sanitario, afirmó en conferencia de prensa que "por lesiones por pirotecnia esta madrugada se atendieron en el hospital del Quemado once varones y dos mujeres, de los cuales debieron quedar internados un adulto que perdió un ojo y un niño con quemaduras extensas".
El jefe de Guardia del Hospital Santa Lucía, Fernando Pellegrino, afirmó en conferencia de prensa que "esta madrugada en la guardia de este centro oftalmológico 32 pacientes debieron ser atendidos, de los cuales 16 fueron menores que presentaban heridas de distinta consideración; aunque los más graves fueron dos niños y siete adultos que debieron ser operados".
"Los nueve casos quirúrgicos tienen pronóstico reservado, son graves y podrían dejar secuelas; cuatro personas fueron atendidas por heridas de estallidos directos de pirotecnia", advirtió.
Otros tres menores y cinco adultos debieron ser asistidos también en el hospital Pedro Lagleyze por distintas lesiones en sus ojos causadas por el mal uso de pirotecnia o impacto de corchos, aunque ninguno de los casos requirió de intervención quirúrgica.
La médica Laura Turovetzky de ese centro sanitario porteño afirmó, "ingresaron en este hospital tres menores y cino adultos con distintas lesiones causadas por pirotecnia o corchos, ninguno revistió gravedad y el único que estuvo unas horas internado ya fue dado de alta".

HUBO LESIONADOS
EN TODAS PARTES
En Mendoza, ocho adultos y cuatro menores fueron atendidos en distintos centros sanitarios por heridas a causa del mal uso de pirotecnia.
En la ciudad bonaerense de La Plata, en tanto, ocho niños debieron ser asistidos en el hospital de Pediatría Sor Ludovica a causa de lesiones provocadas por pirotecnia. Fuentes de ese centro sanitario dijeron que "tres de esos casos son oculares, uno internado por una presumible perforación ocular" y el resto de los atendidos, con lesiones "en miembros superiores y de estos uno sigue internado".
En la ciudad de Córdoba, siete personas resultaron con heridas leves por el uso de pirotecnia y debieron ser asistidas en el Instituto del Quemado de la capital provincial; dónde la jefa de guardia, Analía Riutort, aclaró que cuatro eran menores y que "ninguno quedó internado, ya que en todos los casos fueron quemaduras menores".
En Salta, por su parte, cinco niños fueron asistidos en el hospital Materno Infantil de la capital provincial por quemaduras con artefactos de pirotecnia, pero ningún caso fue de gravedad.
Mientras que en Mar del Plata, cinco menores debieron ser atendidos en el hospital Materno Infantil de la ciudad, y la jefa de Guardia, María Rodríguez, informó que "esta madrugada se atendieron 5 casos de menores, pero que como fueron leves se les practicó a cada uno las respectivas curaciones y fueron dados de alta".
En Río Negro, tres jóvenes con heridas por pirotecnia debieron ser asistidos en la guardia del hospital Artémides Zatti; uno permanece internado en recuperación y los otros dos fueron tratados de lesiones leves.
En Jujuy, dos adolescentes sufrieron lesiones leves a causa del uso de pirotecnia y fueron atendidos esta mañana en el hospital Pablo Soria de Jujuy y regresaron a sus domicilios.
En Neuquén, en la guardia del hospital Castro Rendón, debieron asistir a dos mujeres de 61 y 83 años de edad con politraumatismos por un accidente de tránsito; a una mujer con lesión en uno de sus ojos por un corchazo y a una joven que sufrió problemas respiratorios a la que le arrojaron gas pimienta en una fiesta.
En Santiago del Estero también hubo heridos. Un adolescente de 14 años sufrió la amputación de un dedo al explotarle un petardo en una de sus manos, en el mismo hospital regional "Ramón Carrillo" en el que permanece internado el menor otras cinco personas fueron asistidas por heridas de distinta consideración provocadas por mal uso de pirotecnia.
En la ciudad formoseña de Pirané, un chico de 10 años fue asistido por quemaduras en una de sus manos por uso de pirotecnia, aunque no reviste gravedad, según indicaron a Télam desde el Departamento de Prensa de la policía provincial.
En Chaco, el Servicio de Emergencias del Hospital Perrando informó que durante los festejos de año nuevo registró el ingreso de un joven y una persona mayor heridos con arma de fuego, diez lesionados leves a consecuencia de accidentes de tránsito y 14 jóvenes alcoholizados.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico