Un muerto y más de 700 evacuados en cuatro provincias por el temporal

Buenos Aires, el sur de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba fueron las provincias afectadas por el temporal de lluvia y viento que inició el domingo. En Ramallo, un hombre de 65 años oriundo de San Nicolás falleció ayer al caer con su automóvil a un canal mientras transitaba por una ruta que estaba cortada a raíz de la inundación.

Un muerto, 750 evacuados y graves daños en infraestructura, especialmente en viviendas, junto a cortes de rutas por desbordes de arroyos, fue el resultado del temporal que afectó al norte y oeste de la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, con un promedio de agua caída que superó dos veces lo que precipita habitualmente en diciembre.
La provincia de Buenos Aires, con 11 distritos afectados, fue el territorio más alcanzado por el temporal que en algunas ciudades, como Pergamino, causó que gran parte de esa zona estuviera bajo el agua y generó, solo allí, la evacuación de 300 personas a raíz del desborde del arroyo que le da nombre al distrito.
En tanto, en Ramallo, un hombre de 65 años oriundo de San Nicolás falleció al caer con su automóvil a un canal mientras transitaba por una ruta que estaba cortada a raíz de la inundación.
Además de Ramallo y Pergamino resultaron afectados los distritos de Colón, Rojas, Salto, San Nicolás, Florentino Ameghino, General Villegas, Baradero y San Antonio de Areco. Mientras que en Arrecifes, donde desemboca el río del mismo nombre, y que es el lugar donde deriva el agua que viene de Pergamino y San Nicolás, ya hay 150 evacuados y las autoridades esperaban ayer a la tarde el pico máximo de la crecida del río.

EL DOBLE DE LO QUE
LLUEVE EN DICIEMBRE
El promedio de agua caída fue de 200 milímetros durante toda la jornada del domingo, aunque en algunas localidades como Colón, se registraron 260 milímetros y en Pergamino 220, lo que equivale a dos veces lo que habitualmente llueve en todo diciembre, informaron fuentes oficiales.
Esto causó un panorama similar en la mayoría de los distritos afectados: la inundación de calles, viviendas y caminos rurales, además de tramos de las rutas 8, 9, 31 y 188.
En el distrito bonaerense de Colón cayeron 260 milímetros entre el domingo y ayer, y desbordó un lago artificial, por lo que varias familias debieron autoevacuarse, informó Daniel Francescágneli, jefe del Cuartel de Bomberos de esa localidad.
En tanto, el partido de Salto está en alerta ante el posible desborde del río que le da su nombre y en General Villegas, que está afectado por inundaciones desde octubre último, se registró también un temporal que afectó a las localidades de Santa Regina y Charlone, donde cayeron 140 y 120 milímetros de agua, respectivamente.
En Rojas, la caída de 200 milímetros de agua provocó el corte de tramos de las rutas 31 y la 188, que conecta con Pergamino, mientras que en el partido de San Nicolás se registraron 120 milímetros, pero el río homónimo está en 2,66 metros, con su caudal creciendo y también está cortada la ruta 9 en el tramo que la une a Ramallo y la ruta 188.

OTRAS PROVINCIA AFECTADAS
En Entre Ríos, por su parte, no se registraron evacuados pero sí voladuras de techos de viviendas por vientos de entre 50 y 90 kilómetros por hora, anegamientos, cortes de energía eléctrica y daños en el sistema cloacal, principalmente en las ciudades de La Paz, Paraná, San José y Victoria.
En Paraná, la copiosa precipitación desde las primeras horas de ayer provocó el desborde de varios arroyos que atraviesan la ciudad, anegando viviendas y el colapso del sistema cloacal.
Así numerosas familias tuvieron que ser asistidas tras el anegamiento de sus viviendas, fundamentalmente en los barrios periféricos o situados a la vera de los arroyos, según las fuentes consultadas.
En Santa Fe, en tanto, unas 200 personas fueron evacuadas en Alvarez y María Teresa, dos de las localidades más afectadas por el temporal de lluvia intensa y viento de hasta 90 kilómetros por hora que azotó el sur de la provincia. Las autoridades de esos poblados aseguraron que la situación es "alarmante".
El intendente de Alvarez, Guido Ulises Paz, informó que en su localidad hubo que evacuar "a unas 110 personas", cuyas viviendas quedaron anegadas debido a la cantidad de agua caída, "más de 200 milímetros en pocas horas", apuntó.
Por su parte, la intendenta de María Teresa, María Cristina Gómez, indicó que el panorama en esa localidad rural "está muy complicado" debido a que "en dos horas cayeron cerca de 300 milímetros de agua y los vecinos tienen hasta 60 centímetros de agua en sus casas".
Al brindar un panorama de las consecuencias del temporal en esa localidad situada a 150 kilómetros al sudoeste de Rosario, la intendenta calculó "que hay más de 40 familias que perdieron todo y fueron evacuadas en centros habilitados para su atención".
En Córdoba, por su parte, unas 100 personas debieron ser evacuadas en las localidades de Jovita, Villa Dolores, Villa Giardino, La Cumbre, La Falda y El Manzano. El pueblo más afectado fue Jovita, situado en el sur de esa provincia y con 5.000 habitantes, ya que hay 58 evacuados, entre 90 y 100 viviendas destruidas, y diversas rutas provinciales y caminos rurales cortados por anegamientos.
Asimismo, se confirmó que durante ayer a la madrugada, "en la zona alta del Valle de Punilla, las ráfagas soplaron con una intensidad de entre 50 y 90 kilómetros por hora, afectando Villa Giardino, La Cumbre, La Falda y un sector de Sierras Chicas que comprende a La Granja y El Manzano".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico