Un mural pinta la realidad que observan los chicos

Los estudiantes de la Escuela 155 comenzaron a pintar un mural para expresar sus vivencias sobre el temporal. La actividad, que concluirá esta tarde, es organizada por la Oficina de Derechos y Garantías de la Municipalidad y la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de Nación.

Un hombre con una pala en sus manos; una palma abierta como símbolo de la solidaridad que se vio durante el temporal y un niño mirando de frente. Todo ambientado en un fondo con las características de Comodoro Rivadavia.
Los alumnos de la Escuela 155, Máximo Fernández Coria, ayer avanzaron con el mural que pintan para abordar los efectos del temporal. Durante la mañana pintaron -por grupos- partes del diseño que fue armado en base a los bocetos que ellos mismos crearon un día antes con el acompañamiento de sus familias.
La actividad es organizada por la Oficina de Derechos y Garantías de la Municipalidad y la Secretaría Nacional de Niñez Adolescencia y Familia (SENAF), bajo el lema "Hacia la Reconstrucción del Tejido Social". Y su objetivo es generar un espacio dentro de los ámbitos educativos de los barrios afectados, que posibilite entender a los niños y niñas como actores activos.
Para poder llevar a cabo la actividad, la Secretaría nacional aportó el recurso humano y la Oficina de Derechos y Garantías, a través de la Municipalidad y el viceintendente Juan Pablo Luque, el recurso económico para las cuatro jornadas de trabajo previstas.

UN TRABAJO COLECTIVO

Ayer el equipo de muralistas de Nación, integrado por Martín Andreoni, Juan Ignacio Rivero, Luis Alberto González y Yamila Fossa, y coordinado por la licenciada Egle Sánchez Aphateberry, referente territorial del SENAF, trabajaron en el mural con los alumnos de 5º, 6º y 7º grado.
Fue una jornada donde todos contaron sus sensaciones sobre “lo ocurrido para que puedan darle un significado a la situación vivida, se los contuvo y se trabajó en los lazos sociales que se han generado en este contexto”, explicó Sánchez Aphateberry.
Martín contó que los chicos vivieron la jornada “con mucho entusiasmo y alegría. Los grupos pasan y preguntan cuándo venimos o se sorprenden cuando van pasando”.
El muralista también se mostró sorprendido por el relato de los chicos que contaron que el temporal permitió que todos se unan para trabajar en forma solidaria. Además, madres y padres los prepararon para la ocasión para que pudieran pintar el mural.
Según explicó el equipo del SENAF, el dibujo también incluirá animales, las casas del barrio, cerros y por supuesto las máquinas. Luego se sumarán los stencil que realizaron los alumnos de 3º y 4º grado, al igual que el trabajo de los más pequeños de 1º y 2º que utilizaron la técnica collage, donde expusieron su experiencia.
La idea es replicar la actividad en otro barrio con el apoyo de los muralistas de Nación y otros artistas locales que se sumaron a esa actividad colectiva que apunta a la reconstrucción social.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico