Un niño fue aprisionado por la puerta de un colectivo urbano

Un chico que ayer viajaba junto a su padre a bordo de un colectivo de línea de Patagonia Argentina resultó con una mano herida tras quedar aprisionado con la puerta de la unidad.

La propia policía tuvo que trasladar al niño -que tendría fractura en uno de sus dedos- hasta el Hospital Regional, dado la tardanza de la ambulancia.

Así, luego de la denuncia que efectuó Miguel Zárate, el hombre que a causa de diabetes perdió su pierna izquierda y el lunes un chofer no lo dejó subir al interno 40 porque el vehículo no posee rampa para discapacitados, ayer se registró un nuevo incidente esta vez con un pasajero menor de edad.

El accidente se produjo a las 20 sobre la parada ubicada en las cerca- nías de la avenida Rivadavia y Fragata Sarmiento, en el barrio Jorge Newbery. El chico viajaba junto a su padre y antes de descender la puerta trasera se abrió bruscamente y le aprisionó una de las manos.

Según indicó el padre del chico, el golpe le habría fracturado un dedo, y por esa razón se solicitó la presencia de una ambulancia. La Policía de la Seccional Segunda tomó intervención en el caso. Transcurrieron varios minutos hasta que la comisión policial decidió trasladar al niño y a su padre hasta la guardia del Hospital Regional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico