Un perito avaló una prueba que complica a uno de los acusados del crimen de Candela

De acuerdo a los investigadores, el audio cotejado con la voz de Leonardo Jara es una llamada telefónica de 12 segundos de duración y que fue realizada el 28 de agosto de 2011 desde un locutorio de la terminal de micros porteña de Retiro. "Hasta que esa c...... no devuelva la guita, a la nena no la vas a ver nunca más. Que le pregunte al marido dónde dejó la guita", se escuchó decir en esa llamada a una voz masculina.

Un perito oficial declaró en el juicio por el crimen de Candela Sol Rodríguez, secuestrada y asesinada en 2011 en el partido bonaerense de Hurlingham, que es "prácticamente positivo" el resultado de un cotejo de voz que vincula al imputado Leonardo Jara con el hecho.
Se trata de un miembro del Laboratorio de Voz y habla de la Asesoría Pericial de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, que brindó su testimonio ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Morón a cargo del debate.
Este testigo explicó ante los jueces Diego Bonanno, Mariela Moralejo Rivera y Raquel Renée Lafourcade que en el cotejo de la voz de Jara (37) con la que se escucha en un audio de uno de los secuestradores de la víctima registrado durante la investigación se utilizó un software elaborado por científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y cuyo "margen de error es 1 sobre 955 casos".
"El resultado del trabajo es prácticamente positivo", afirmó el perito.
Luego de la declaración de este testigo, el abogado Adrián Corvalán, defensor de Jara, solicitó realizar un nuevo peritaje de la voz del acusado, mientras que los fiscales Mario Ferrario, Antonio Ferreras y Pablo Galarza se opusieron a dicho requerimiento.
Finalmente, el tribunal resolvió no hacer lugar al pedido de la defensa de Jara, que adelantó que citará a un fonoaudiólogo para que se refiera a cómo se llevó a cabo el peritaje.
De acuerdo a los investigadores, el audio cotejado con la voz de Jara es una llamada telefónica de 12 segundos de duración y que fue realizada el 28 de agosto de 2011 desde un locutorio de la terminal de micros porteña de Retiro.
"Hasta que esa c...... (por Carola Labrador, la madre de la víctima) no devuelva la guita, a la nena no la vas a ver nunca más. Que le pregunte al marido dónde dejó la guita", se escuchó decir en esa llamada a una voz masculina.
Durante la instrucción de la causa, los peritos de Gendarmería Nacional confirmaron que esa voz pertenecía al imputado Jara, quien desde el 6 de febrero último es sometido a juicio junto a Hugo Bermúdez (56) y Fabián Gómez (45).
Candela (11) fue vista con vida por última vez el 22 de agosto de 2011, en la localidad de Villa Tesei, partido de Hurlingham, donde residía, cuando esperaba a unas amigas para ir a una reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía.
Los investigadores creen que la nena estuvo secuestrada en dos lugares distintos y nueve días después apareció asfixiada dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su casa, a pocos metros de la colectora del Acceso Oeste.
Como móvil del homicidio, la fiscalía señaló en su requerimiento de elevación a juicio una venganza contra el padre de Candela de parte de una banda de piratas del asfalto, una hipótesis que se manejó desde el comienzo de la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico