Un policía en coma farmacológico

Alberto Silva presta servicios en la comisaría de Kilómetro 8 y el lunes limpiaba, con un líquido inflamable, una antigua fosa ubicada detrás de la dependencia. Tras la explosión el efectivo padeció graves quemaduras en el rostro. Los médicos lo indujeron a un coma y su estado de salud es reservado.

Hace unos diez años que el agente Alberto Rubén Silva (29), oriundo de la localidad de Camarones, presta servicios en Comodoro Rivadavia. Desde hace varios años que trabaja en la comisaría de Kilómetro 8 que funciona en el predio de la empresa Petroquímica.
Entre los grandes galpones deteriorados que se encuentran detrás de la seccional hay una antigua fosa que Silva y un compañero decidieron reacondicionar en la tarde del lunes. Al parecer, los efectivos manipulaban un bidón con líquido inflamable para sanear el lugar.
Eran las 17 y de pronto se produjo una fuerte explosión en momentos en que el efectivo miraba hacia la fosa. Se presume que la víctima pudo haber arrojado una colilla de cigarrillo y se originó la explosión que lo alcanzó en el rostro. Su compañero lo condujo hasta la guardia médica.
Luego, Silva fue llevado de urgencia hasta el sanatorio La Española, donde fue derivado a una sala de terapia intensiva, dada la gravedad de las lesiones que presentaba en su rostro.
El jefe de la dependencia, comisario Javier Loyola, explicó ayer a El Patagónico que "este hombre estaba cerca de la fosa con un cigarrillo encendido, no se sabe si cayó el cigarrillo al interior, pero explotó y lo lesionó en el rostro".
Los médicos lo indujeron a un "coma farmacológico" debido a las graves lesiones que sufrió. Mientras tanto, se practican estudios para conocer si posee lesiones internas que le hayan afectado algún órgano de la cara. Por lo pronto, Silva estará 72 horas en coma inducido y con pronóstico reservado.
Los familiares del policía ya se encuentran en esta ciudad para acompañarlo en el difícil momento. Un perito de los bomberos indicó que la explosión se pudo haber producido por la acumulación de gases que contienen esas cámaras, como también por el líquido inflamable utilizado para la limpieza.
Al respecto, Loyola dijo que "capaz la fosa contenía algún tipo de combustible y al acercar una chispa, se pudo haber provocado el accidente".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico