Un policía se pegó un tiro

Matías Oyarzo, un policía que presta servicios en la alcaidía policial, sufrió ayer a la madrugada una herida de bala en uno de sus pies.

Las circunstancias en que se provocó la lesión son materia de investigación, aunque ayer con el correr de las horas desde la Seccional Quinta de Policía se confirmó que se pegó un tiro accidentalmente con el arma reglamentaria.

El incidente ocurrió a las 0:30 cuando Oyarzo se encontraba a bordo de un vehículo junto a dos amigos en Cabo Valdez al 3000 del barrio Isidro Quiroga.

El proyectil le ingresó sobre el empeine derecho. La herida le habría ocasionado una fractura en los huesos del pie por lo que debió ser hospitalizado.

La causa se caratuló como lesiones graves con arma de fuego. De esa manera, las autoridades policiales secuestraron la pistola 9 milímetros reglamentaria del efectivo y la pusieron a disposición de la Justicia.

Mientras, se inició un sumario interno para deslindar responsabilidades. Lo lleva adelante la DAI (División Asuntos Internos) de la Unidad Regional.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico