Un proyecto solidario que busca incentivar el autocultivo orgánico

Nadia Valeria García es paisajista y técnica en floricultura que hace un tiempo lanzó el proyecto solidario "Lombricultura en Rada Tilly y Comodoro". El mismo consiste en incentivar el compostaje con lombrices californianas para generar abono que permita contar con una huerta propia. "Cuando vos tiras tus orgánicos, no tiene vuelta atrás, y para mí es oro verde. Una lechuga se composta en tres meses y tenés el mejor abono del mundo para tener los mejores tomates, las mejores zanahorias", explicó.

Nadia Valeria García es paisajista y técnica en floricultura, graduada de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. Es comodorense y cuando volvió lo primero que se preguntó es de qué podía vivir.
Así comenzó a desarrollar su propio vivero en Bella Vista Sur, donde cultiva sampa, yuyo moro y botón de oro en el marco de un proyecto que tiene como objetivo combatir la erosión. En ese mismo lugar es donde también comenzó a desarrollar el proyecto “Lombricultura en Rada Tilly y Comodoro”, un trabajo solidario que busca incentivar el autocultivo de manera orgánica.
Según explicó, hasta el momento ya realizó más de siete capacitaciones libres, gratuitas y colaborativas, ya que también estimulan una cadena de favores donde las lombrices californianas son las principales protagonistas.
"El grupo es solidario. De alguna manera le devuelvo a la sociedad todo lo que estudié en una universidad pública. Lo hago de corazón y no persigo ningún fin económico; solo que como sociedad nos involucremos porque si aunque sea cada uno hiciera algo chiquito, no viviríamos en la sociedad que tenemos hoy”, explicó a El Patagónico al ser consultada por las razones que la llevaron a realizar este proyecto.

LA HUERTA PROPIA
El proyecto de Valeria consiste en enseñarles a quienes quieran tener su propia huerta a crear compostaje con lombrices californianas. Ella misma se las provee a cambio de alimento balanceado, que luego dona a alguna de las entidades protectoras de animales.
Como único requisito, pide que luego de la capacitación los interesados creen su propia compostera y un mes después ella les entrega las lombrices con el compromiso de que cuando reproduzcan, sigan el ciclo ayudando a otra persona.
“La lombriz necesita un mes de acumulación de residuos. Tiene que estar medio degradado el ambiente. Por eso pido que avancen en el trabajo. Además, porque no dejan de ser animales vivos", explicó.
"Yo le doy mucha importancia, realmente son animales increíbles por lo que hacen por nuestro ecosistema porque con la compostura y la lombriz lo único que estamos haciendo es imitando lo que venía haciendo la naturaleza a su ritmo, ya que vamos mucho más rápido de lo que sus mecanismos internos puede degradar. Consumimos como si tuviéramos otro planeta para ir a vivir; entonces si no empezamos a cuidar este planeta vamos a estar complicados", sentenció.
La intención de Valeria es que las personas aprendan en situ; que se lleven el aprendizaje y comprendan las diferencias entre compostar y hacer lombricultura. "Es más eficiente. Con lombrices vas a tener el resultado en tres meses y con compostaje puro vas a tener el resultado en ocho meses, un año. Depende de la temperatura y el riego que le pongas".
"Aunque es cierto que cuando no hay lombrices es mucho más simple, no vas a tener que estar cuidándolas; no vas a tener problema de que 'me voy de vacaciones, me lo olvidé’. La lombriz, en cambio, necesita una humedad del 85% y si te la olvidas se va morir", detalló.
Para Valeria el proyecto lo puede realizar cualquier persona. "No hace falta tener una gran huerta. Media hectárea, con dos cajones de pescados y tres semillas podes tener la lechuga para comer todos los días en tu casa".
"El tema es involucrarse porque así se deja de contaminar. Cuando vos tiras tus orgánicos no tiene vuelta atrás y para mí es oro verde: una lechuga se composta y en tres meses tenés el mejor abono del mundo para tener los mejores tomates, las mejores zanahorias. No vas a tener problema de insectos y ni siquiera vas a tener que poner un fertilizante adicional al cultivo", sentenció invitando a los interesados a conocer el proyecto en la fans page de Facebook.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico