Un reclamo laboral puso en evidencia las falencias que desnuda el Concejo

Frustrados por la falta de referencias a su problema en un recinto que se centraba en reclamos nacionales, los trabajadores del Servicio de Protección cuestionaron a los concejales por la manera de priorizar sus preocupaciones. Gritos y reproches en el medio de una sesión sin servicio de seguridad terminaron en un cuarto intermedio para poder plantear un principio de solución.

Lo sucedido durante la sesión de ayer dejó en evidencia varias falencias en el Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia, que van desde la impuntualidad de costumbre, hasta la falta de seguridad, incomodidad del recinto y nula comunicación entre algunos concejales que no anticipan el tratamiento de determinados temas, ni ponen "el cuerpo" cuando les toca defenderlos.
La posibilidad de reproches era previsible para cualquiera cuando a las 15, horario reglado para el inicio de la sesión, se hizo presente un grupo de trabajadores del Servicio de Protección de Derechos, que atraviesa una crisis salarial y de condiciones laborales que lleva más de dos años y que había ameritado que el propio Concejo convocara -sin respuestas- a la ministro provincial de Familia, Leticia Huichaqueo, para dar respuestas a un reclamoque se da en todo Chubut.
La presencia de los trabajadores tenía como correlato que la edil Norma Contreras (ChST) presentaría en la sesión un proyecto para que la Legislatura declare la emergencia del servicio en todo el territorio provincial -lo que habilita entre otras cuestiones, la disposición de fondos necesarios-, con lo que tras buscar infructuosamente un lugar adecuado para presenciar la sesión, sumaron casi dos horas de espera para su inicio y poder escuchar los planteos de los concejales al respecto.
Sin embargo, lo ediles tomaron conocimiento del proyecto que se presentaría una vez ubicados en sus bancas, y más allá de ingresarlo, Contreras no hizo referencia alguna a la situación a pesar de que fue ella misma la que abrió la hora de preferencias, para explayarse en cambio sobre la problemática vinculada al tarifazo del gas.
Con pancartas expresando su situación, el grupo de trabajadores aguardó estoico durante más de media hora de elogios a Mario Das Neves por el recurso de amparo desde su propio bloque político, y un planteo posterior de parte de Nicolás Caridi (FpV) reprochando a Nación por la "desprolijidad" del tarifazo, el veto de la ley antidespidos y dar cuenta las gestiones iniciadas para contar con la presencia de Susana Trimarco (madre de Marita Verón) en esta ciudad para iniciar un trabajo sobre el delito de trata de personas en Comodoro Rivadavia, que ameritó el aplauso del grupo.
No obstante, llegó la palabra para José Gaspar (Cambiemos) que llevó la discusión a un plano netamente nacional como si su alocución se diera en el Congreso, y el grupo perdió la paciencia y comenzó a cuestionar a los gritos las prioridades de los concejales.

"SESIONAN DE ESPALDAS A LA GENTE"
"Basta de expresión de deseos, ¿cuáles son sus prioridades?, en Comodoro se están muriendo chicos", confrontó uno de los voceros, que rápidamente fue llamado al orden para poder continuar con la sesión.
Mientras el reglamento de la casa habilita a desalojar el recinto ante una situación de esa índole, la advertencia del viceintendente y presidente del Concejo, Juan Pablo Luque, al respecto cayó en saco roto en función de la evidente falta de policía o personal de seguridad que pudiera proceder, con que los gritos y la confrontación dobló el volumen.
"Revisen sus prioridades, los derechos de los chicos y las familias están primero. Se están muriendo los chicos, lo están denunciando en los medios y acá, la pata legislativa que debe trabajar por la comunidad no hace las leyes respectivas. Hace dos años que esperamos que la situación del servicio se resuelva en toda la provincia y no hacen nada: siguen sesionando de espaldas a la gente. Sesionen en las vecinales, que los votos son del pueblo", reclamaron.
El desborde ameritó un cuarto intermedio para poder destrabar la situación, con lo que el grupo se reunió en privado con Ricardo Gaitán (ChST) quien habilitó el diálogo telefónico con la ministra de Familia, mientras la sesión retomó su agenda de tratamientos.
Tras la interrupción, los concejales volvieron a su banca y Gaspar retomó la palabra en el idéntico punto en el que había sido interrumpido, de cerrada defensa del gobierno nacional, y cuando culminó su planteo Guillermo Almirón (FpV), solicitó que el cuerpo reitere la citación a la ministro y diera por cerrada la hora de preferencias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico