Un recorrido por los orígenes de los Rolling Stones

César Bersáis, Periodista y coleccionista

Londres es una ciudad fantástica con su riquísima historia pero moderna al mismo tiempo, una propuesta ineludible para millones de visitantes de todo el mundo. En mi caso, como fanático y coleccionista de los Rolling Stones, mi objetivo era cristalizar el sueño de hacer un turismo "B", o sea investigar los inicios del grupo, los sitios que no figuran en las agencias de viajes ni en las guías.
En 2010 concreté un recorrido por diversos lugares de Inglaterra como ser Dartford, localidad distante a 40 minutos de tren de Londres donde nacieron Mick Jagger y Keith Richards. Allí visité las casas de la infancia y adolescencia de ambos, el hospital donde nacieron y las escuelas a la que asistieron. En la casa en la que Jagger vivió de adolescente se dio el primer germen de los futuros Rolling Stones ya que allí el soñaba con ser músico profesional junto a Keith Richards y otros. Antes de esto, los dos se habían encontrado casualmente un 17 de octubre de 1961 en la misma estación de tren de Dartford, lugar único a visitar para los fans y donde hoy existe una placa conmemorativa.
En este pueblo pintoresco, tranquilo y que se puede recorrer a pie existe el Mick Jagger Centhre. El habitante de este sitio es muy gentil y servicial, y varios conocen los puntos estratégicos relacionados a los hijos más famosos de su historia. También existe un mini tour que por escasas libras te acerca a todos los puntos clave.
En Londres los lugares de visita fueron muchos, los más destacados el ex Marquee Club (sobre la Oxford St) donde debutaron los Rolling Stones en julio de 1962, varios estudios de grabación que aún siguen pie desde los años 60 como los Regent Sounds donde registraron su primer álbum, Hyde Park y Royal Albert Hall, 100 Club y diversos pubs del Soho de la capital inglesa. En el 102 de Edith Grove, Chelsea, pude conocer el antiguo y pequeño departamento donde vivían Jagger, Richards y el mismísimo Brian Jones (fundador del grupo) en 1962-1963.
En Cheltenham, ciudad distante a 3 horas de tren de Londres, cuna de Brian Jones, la emoción iba en aumento al conocer su casa, lugares predilectos y visitar su tumba, ya que falleció a los 27 años en 1969.
En 2015 retorné a Inglaterra pero con integrantes del Fan Club Patagónico Rolling Stones. Nos reunimos con John Pasche, diseñador de la mítica lengua stone y conocimos Cotchford Farm, la alejada casa de campo en la que murió ahogado Brian Jones en circunstancias algo confusas hasta el día de hoy.
También asistí a los dos shows por los 50 años de la agrupación en Nueva Jersey, Nueva York, donde conocí locaciones en la que se filmaron videos y se realizaron portadas de discos. Además tuve el agrado de charlar extensamente con Bobby Keys, legendario saxofonista ya desaparecido.
Este año, con el Fan Club participamos de los tres conciertos en la ciudad de La Plata, Buenos Aires, más el de apertura en Santiago de Chile y el de Montevideo, Uruguay.
Los Rolling Stones son una gran parte de mi vida, cuando ví la presentación de Keith Richards en Buenos Aires a mis 17 años me conmovió, luego asistí a 19 shows de los Rolling Stones, coleccioné intensamente, formé el Fan Club Patagónico e hice exposiciones, eventos y la creación de un un programa radial vigente dedicado exclusivamente a la banda.

Escribí tu experiencia a viajesyturismo@elpatagonico.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico