Un recorrido por los Parques Nacionales

Lanín, Nahuel Huapi, Los Arrayanes, Lago Puelo, Los Alerces, Tierra del Fuego, Los Cardones, Calilegua, Quebrada del Condorito, y Sierra de las Quijadas, esperan al turismo para una experiencia invernal en la naturaleza.

Con la llegada de las vacaciones de invierno, los parques nacionales de Argentina ofrecen a los visitantes un abanico de actividades ecoturísticas para experimentar en los distintos puntos del país las particularidades de sus áreas naturales protegidas.
Las áreas de uso público de los Parques Nacionales esperan al turismo para dar a conocer la diversidad paisajística que ostentan las diferentes regiones del territorio nacional, con la nieve como uno de los principales atractivos.

LOS PARQUES CON NIEVE
Las primeras nevadas llegaron a los Parques Nacionales del norte de la Patagonia andina: Lanín, Nahuel Huapi y Los Arrayanes en el circuito de los 7 Lagos, las Comarcas andinas de Lago Puelo y Los Alerces y también en los confines del mundo, en Tierra del Fuego.
Las actividades propuestas para el invierno 2017 en las zonas vecinas a los centros de esquí vinculados a los parques nacionales (Chapelco, Cerro Bayo, Catedral, Cerro Perito Moreno, La Hoya y Cerro Castor) incursionan en el trekking, las travesías con raquetas, las excursiones en trineo, las cabalgatas en la nieve y otras opciones que se ofrecen como alternativa o complemento para los visitantes invernales.
El elemento distintivo de esta estación, la nieve, ya es parte del paisaje de los destinos del invierno patagónico desde el norte -en Junín y San Martín de los Andes- hasta el centro -en Villa La Angostura y San Carlos de Bariloche- y al sur de este corredor en El Bolsón, la Comarca Andina, Esquel y Trevelin. En Tierra del Fuego, siguiendo los Andes en dirección sur, Ushuaia es la base para disfrutar de las nieves más australes.
La ruta 40, como eje vial que conecta las ciudades de este corredor, y los tres aeropuertos principales -Chapelco, Bariloche y Esquel- recibirá durante esta temporada a miles de turistas que llegan para estar en contacto directo con la naturaleza en pleno invierno.

NORTE Y CENTRO: NATURALEZA INVERNAL
Instalado como una de las portadas de acceso al circuito de los valles Calchaquíes, el Parque Nacional Los Cardones, en Salta, ofrece sus senderos y paisajes únicos al viajero. Tras una recorrida por el Valle Encantado, se puede acceder a los miradores de la Recta del Tin Tin para vivir la experiencia de estar rodeado por más de medio millón de cardones, además de disfrutar de diversos ambientes salteños junto a las expresiones más típicas de su cultura y gastronomía en las localidades de Payogasta y Cachi.
En Jujuy, el Parque Nacional Calilegua es una de las representaciones más conservadas de las Yungas, el bosque andino nuboso del norte argentino que se instala al este de los Andes. Un sitio especial para el avistaje de aves combinado con nueve senderos de diversa dificultad para los visitantes, entre los que destacan una senda interpretativa guaraní y el trayecto hacia el arroyo El Negrito, lugar ideal para disfrutar de una vianda.
A poco más de 50 kilómetros de la ciudad de Carlos Paz se accede al Parque Nacional Quebrada del Condorito, parte esencial del sistema de protección de las cuencas y ofrece una red de senderos que permite acceder a un mirador desde donde se puede disfrutar a los cóndores enseñando las primeras lecciones de vuelo a sus crías.
En el Parque Nacional Sierra de las Quijadas, en San Luis, las paredes erosionadas del Potrero de la Aguada destacan el principal atractivo escénico del área. En un ambiente en que la falta de agua es la norma, los fósiles son la evidencia de que el lugar fue bien distinto en otros tiempos, cuando bosques y lagunas eran la característica distintiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico