Un rugido nunca antes escuchado

Gabriel Cocha tiene recuerdos muy puntuales del sexto partido frente a Libertad de Sunchales. Son momentos que, inevitablemente, lo arrancaban de su extrema concentración.
"Yo nunca salía a la cancha antes del partido a tirar, por costumbre. En un momento, mis compañeros estaban tirando en la previa y yo estaba solo en el vestuario. Cuando abrieron la puerta para entrar, antes de la charla, escuché un sonido tan violento, tan fuerte, que nunca había escuchado en el Socios después de haber jugado ocho años", rememora.
"Era el sonido de la gente, el sonido de excitación que venía acompañado con un montón de energía. No era solamente el sonido. Era otra cosa. Y dije '¡uy, cómo debe estar eso ahí afuera!', y tuve que meterme nuevamente en mi mundo. Es super halagador tener tanta gente a favor, pero no podés pasarte de vueltas porque este es un juego donde también tenés que pensar", reflexiona, como si estuviese viviendo ese mismo instante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico