Un talento que salió del deporte municipal

Valentín Schankula rompió el paradigma que para trascender se tiene que salir del ámbito privado. De hecho, su primer equipo fue de barrio, que sin sede (similar a Nueva Generación) supo ser un punto de promoción para los chicos de Diadema Argentina durante dos años.
Con la migración del 'profe' Peñaloza a Trelew, Valentín buscó nuevos destinos y fue en el Municipal de Kilómetro 5 donde comenzó a formarse en forma libre y gratuita junto a otros niños y jóvenes.
En su formación, los profesores que lo acompañaron (como lo hacen día a día con tantos chicos) fueron fundamentales para el chico que construía su sueño de llegar a la selección provincial.
Por nombrar algunos de ellos, Valentín reconoce a Matías Barrera como un formador de grupos; al jugador Leandro Pierresteguy como el ídolo local a seguir y a tantos otros que contribuyeron en su formación como Matías Alvarez, cuando se hizo cargo de la selección de Chubut y le dio rodaje nacional para que dé el gran salto.
Antes de ello, con 12 años jugó su primer torneo en el municipal 1, y hubo un "tipo" que se le acercó y lo invitó a una concentración local, porque veía que tenía potencial.
Ese "tipo" era Rodrigo Cosignani, otro de los promotores del balonmano local y jugador destacado a nivel provincial. Y en la materia prima estuvo Valentín, un chico de 16 años que no dejó que el éxito le haga perder el eje.
"Siempre tengo en la cabeza que el que está a mi lado es mejor. Y que tengo que romperme para superar eso. Me lo paso entrenando con chicos que son mejores que yo. Por eso, cuando quedé afuera (de la selección de Chubut) me dije a mí mismo: 'ahora voy a demostrar que puedo quedar'. Yo creo que trato de hacer las cosas bien, pero también acepto que tengo errores", reconoció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico