Un testigo de identidad protegida apuntó contra Soto y Serrano

En horas de la mañana de hoy comenzó el debate oral y público por el hecho que tiene como víctima a Anahí Copa y como imputados a Rodrigo Soto y Diego Serrano. Ambos se declararon inocentes.

Hoy se escucharon las teorías del caso de las partes, la declaración de ambos imputados, la de un testigo de identidad reservada y de cinco testigos más - dos civiles y tres agentes de la Brigada de Investigaciones-. Para mañana se espera continuar con la recepción de la prueba testimonial.

La primer declaración fue la del imputado Diego Serrano quién negó su participación en el hecho sosteniendo que al momento del tiroteo estaba con un amigo y fue a auxiliar a un conocido que se le había quedado el auto con su familia. Asimismo indicó conocer a Rodrigo Soto, pero aclaró que "esa noche no estaba con él". Respecto a la familia Nieves dijo que se conocen y que tienen una enemistad, reconociendo que "tuvo algunos problemas" con ellos.

Por su parte Rodrigo Soto también sostuvo su inocencia, "anduve todo el día en el centro y luego fui a guardar el auto a la casa de un conocido". "Al día siguiente me levanto voy a casa de mis padres a preparar leche a mi hija y llega la policía con la Orden de Detención", relató. "Ese día andaba en el centro con mi novia y un amigo. Tengo problemas con otras personas pero no con los Nieves", aseguró. Por último sostuvo que trabajaba para Ricardo Alvarado manejando camiones, quién sí tuvo inconvenientes con dicha familia.

Luego la fiscal solicitó se reciba el testimonio de un testigo de identidad protegida sin público ni prensa en la sala, solo con la presencia del tribunal, los imputados y las partes. Los defensores se opusieron y el tribunal accedió a lo solicitado por la fiscal para el resguardo del testigo.

Dicho testigo recordó que aquella noche vio en el tiroteo a Serrano manejando y a Soto de acompañante. Según su relato fue éste quien sacó la mitad de su cuerpo y apuntó para disparar.

EL CASO

El hecho investigado ocurrió el 8 de diciembre de 2015, aproximadamente a las 01.40 hs, cuando los imputados Soto y Serrano se dirigieron a bordo de un vehículo hasta el frente del predio que ocupa la familia Nieves, con quienes tuvieron previos enfrentamientos, Serrano conduciendo y Soto de acompañante. Soto sacó parte de su cuerpo fuera de la ventanilla del auto y efectuó disparos de arma de fuego en contra de la familia Nieves. Tres de dichos proyectiles impactaron en la víctima, Anahí Copa, quién se encontraba en su cama amamantando a su bebé.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico