Un testigo de identidad reservada reconoció a Cárdenas como el asesino de "Chino" Díaz

La causa por el homicidio de Lucas "Chino" Díaz fue elevada a juicio oral y público ayer pasado el mediodía. Antes, se realizó la última medida de prueba y ésta terminó de perjudicar todavía más al sospechoso, porque el testigo de identidad reservada que hay en la causa reconoció a Sebastián Cárdenas como el autor del crimen. Además, por las amenazas públicas que hizo la mujer del detenido al funcionario de Fiscalía, la juez entendió que existe peligro de entorpecimiento y prorrogó la prisión por otros dos meses.

Se llevó a cabo ayer la rueda de reconocimiento de Sebastián Alejandro Cárdenas, quien fue acusado por la fiscal general Camila Banfi como autor del delito de homicidio simple, el cual tuvo como víctima a Lucas "Chino" Díaz durante la madrugada del 26 de octubre del año pasado en el bar Los Troncos del barrio Jorge Newbery.
La rueda fue realizada por un testigo de identidad reservada y presidida por la juez penal Gladys Olavarría.
El Ministerio Fiscal se completó con el funcionario, Cristian Olazábal, mientras que el imputado fue asistido por el abogado particular, Guillermo Iglesias.
La medida, finalmente, arrojó resultados positivos para los investigadores dado que el testigo reconoció sin titubeos al sospechoso, lo cual suma otra prueba en contra del imputado.
Con el dato surgido de la rueda de reconocimiento se avanzó en la audiencia preliminar de juicio, la cual ya había sido dos veces postergada por superposiciones de agenda de los actores del proceso.
En ese contexto se hizo el ofrecimiento de prueba documental y testimonial para la ocasión del juicio y en total declararán 28 personas en el debate.
En la oportunidad, los acusadores solicitaron que se mantenga la medida de prisión preventiva de Cárdenas por entender que existe peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación, destacándose que familiares del imputado realizaron maniobras tendientes a torcer el rumbo de la causa.

AMENAZAS
Al respecto, se conoció la denuncia de que la esposa del acusado amenazó al funcionario Olazábal en su perfil particular de Facebook, lo cual fue oportunamente denunciado y se dictaron medidas restrictivas de acercamiento al respecto.
En razón de ello, la juez Olavarría entendió que el accionar desplegado públicamente por la esposa del imputado permite suponer que existe peligro de entorpecimiento y por tal motivo hizo lugar a la continuidad de la prisión preventiva, la cual la fijó en dos meses o hasta la realización del juicio. Lo que ocurra primero.
Hay que recordar que la muerte de Lucas Díaz se produjo tras una banal discusión originada en el excesivo precio de la cerveza que el presunto autor del hecho, Sebastián Cárdenas, le invitó a una de las dos mujeres que estaba en el bar "Los Troncos" durante la madrugada del 26 de octubre del año pasado.
Cárdenas fue imputado como autor del delito de homicidio simple, el cual tiene un mínimo de 8 y máximo de 25 años de prisión, mientras que en su acusación la Fiscalía fijó una pretensión punitiva de 10 años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico