Un tren turístico unirá la Quebrada de Humahuaca y la Puna jujeña

Será un atractivo en sí mismo. Son cerca de 300 kilómetros de vía ferroviaria entre San Salvador de Jujuy y la ciudad fronteriza de la Quiaca que serán refuncionalizados para poner en marcha el proyecto que correrá la Quebrada de Humahuaca y la Puna, con sus variados y singulares paisajes.

La iniciativa, impulsada por el gobierno de Jujuy, fue lanzada en un acto encabezado por el ministro de Turismo, Gustavo Santos, y el mandatario provincial, Gerardo Morales, en la vieja estación de trenes de Volcán, donde comienza la Quebrada de Humahuaca y donde está previsto el inicio de las obras.
"El tren será un atractivo en sí mismo que va a engrandecer aún más la oferta turística que tiene Jujuy con su extraordinaria geografía ", aseguró Santos, y destacó que el proyecto abrirá, sobre todo, "oportunidades de arraigo para la gente que habita en cada pueblo del norte jujeño".
Esta iniciativa ferroviaria se une a otros importantes trabajos en materia turística que se planifican para Jujuy en conjunto con el Ministerio de Turismo nacional, como la transformación del aeropuerto provincial, la recuperación del casco histórico de San Salvador, trabajos sobre sobre la ruta 40 y un proyecto de integración internacional denominado "La puna sudamericana", entre otros.
Morales remarcó que se pretende poner a funcionar un tren turístico "de primera", y que en cada estación se levante una infraestructura donde puedan establecerse artesanos, productores y establecimientos gastronómicos, entre otros servicios para la comodidad de los visitantes, de tal manera que "les guste el lugar y decidan quedarse" más tiempo.
"Queremos que la gente tenga la posibilidad de hacer paradas en cada pueblo y visitar todos sus sitios turísticos sin mayores inconvenientes", valoró, y aseguró que si bien es un "gran desafío" el tren se va a "recuperar o recuperar".
El proyecto comprende 298 kilómetros la capital jujeña y la ciudad fronteriza con Bolivia, que se pretende ejecutar a partir de marzo próximo, para poner en marcha primero el tren turístico, y luego aprovechar el tramo para el servicio del Belgrano Cargas, en pos del desarrollo productivo de la zona.
En una primera etapa, se rehabilitarán 92 kilómetros que van desde Volcán hasta Humahuaca, con trabajos de reparación y acondicionamiento integral de la vía, además de la puesta en funcionamiento de ocho estaciones, en el lapso de dos años, luego de un primer trabajo de logística del proyecto en general.
Los primeros poblados en conectarse a través del tren, que representan el grueso más importante de toda la traza y cuentan con innumerables circuitos turísticos, son Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Maimará, Tilcara, Uquia, Huacalera y Humahuaca, que tendrán sus respectivas estaciones en algunos casos reconstruidas desde cero.
Los otros dos tramos de obras, se concretarán entre Humahuaca y la Quiaca y entre Volcán y San Salvador, y serán de unos 160 y 40 kilómetros respectivamente, y los últimos serán los más complicados de todo el trayecto, en desuso desde 1993.
El proyecto se enmarca también en uno más grande denominado el "Corredor de los Libertadores" que vincula Argentina, Bolivia y Perú, con unos 3.400 kilómetros de extensión, que es clave para la integración regional y en este país atraviesa Buenos Aires, Rosario, Tucumán y Jujuy.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico