Un tribunal colegiado confirmó la preventiva de "Richi" Alvarado

A pedido de la defensa de Nelson "Richi" Alvarado y tal como lo adelantó este medio de manera exclusiva, a través de un tribunal colegiado se revisó ayer la resolución dictada el miércoles por el juez natural, quien haciendo lugar al pedido de la Fiscalía revocó la prisión domiciliaria que venía gozando desde el 2 de marzo. La medida fue ratificada ayer por los dos jueces que intervinieron, por lo que el imputado continuará con prisión preventiva hasta el 2 de abril.

El tribunal revisor fue integrado por los jueces Jorge Odorisio y Mariel Suárez. Así lo dispuso la dirección de la Oficina Judicial en el trámite solicitado por el defensor Daniel Fuentes, quien requirió que por medio del artículo 236 fuera revisada la resolución dictada el miércoles por el juez penal, Alejandro Soñis.
Tal como informó El Patagónico en su edición de ayer, Soñis es el juez natural de la causa que investiga la agencia de delitos complejos, de la cual es parte el funcionario Cristian Olazábal, a requerimiento de quien se revocó la medida sustitutiva que el 2 de marzo le fuera otorgada a Alvarado y que consistía en la permanencia continua en su domicilio.
El motivo que llevó al acusador público a solicitar dicha revocatoria está relacionado con la denuncia penal que radicaran en Fiscalía Enrique Altuna y Sara Osorio, quienes mantienen una enemistad que trasciende lo personal y se materializa en continuos y violentos episodios con armas de fuego. En una oportunidad, la mujer recibió un tiro en la cabeza y milagrosamente quedó viva, aunque por el hecho está imputado otro amigo cercano de Alvarado.
La cuestión es que el denunciante afirmó que el viernes a las 22:07, “Richi” se presentó en su casa y arremetió a tiros, efectuado cerca de una decena de disparos de grueso calibre. Unos 40 minutos antes, la policía de la Seccional Cuarta había pasado por la casa de Alvarado a chequear que estuviera cumpliendo allí el arresto.
A todo esto, el defensor Alejandro Fuentes ofreció dos testigos que dieron cuenta de que ese viernes Alvarado no salió de su domicilio en el horario señalado por el denunciante, puesto que ellos estuvieron compartiendo un asado con él y su padre. De todos modos, el juez hizo lugar al pedido de la Fiscalía y revocó el beneficio.
Esa resolución fue revisada ayer por el tribunal colegiado y en representación de la Fiscalía estuvo esta vez el fiscal de turno, Martín Cárcamo, quien pidió que se confirme en todos sus términos la decisión adoptada por el juez natural, algo que finalmente hizo el tribunal tras señalar que la resolución fue fundada y ajustada a derecho. Por lo tanto, el imputado deberá continuar con prisión preventiva hasta el 2 de abril, fecha en la que opera el vencimiento de la medida.

EL HECHO
Hay que recordar que Alvarado está sospechado de haber participado en dos de los ataques ocurridos durante los últimos días de noviembre en los barrios San Martín y Ceferino, los cuales dejaron el saldo de dos heridos de bala, casas tiroteadas y otra incendiada.
Una de las víctimas fue baleada en las piernas e identificada como Jorge Nieves (25). Ese hecho ocurrió en un sector del barrio Quirno Costa. Según el relato fiscal, Nieves recolectaba verduras cuando apareció Alvarado a bordo de un Volkswagen Gol, acompañado de otra persona y disparado.
El otro caso dejó como víctima a Aldo Núñez (37), quien de madrugada caminaba por Florencio Sánchez a la altura del 2.900, cerca de la casa del imputado. Al respecto, la Fiscalía sostiene que Alvarado salió de una vivienda y amenazó con un arma a su víctima. "Te gusta hacer la denuncia a vos", le habría dicho, efectuándole cuatro disparos que lo dejaron en grave estado de salud.
Por ambos casos fue imputado por los delitos de abuso de arma en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico