Un triple choque en el camino Centenario dejó siete heridos

El accidente se produjo ayer a las 17:20 en una de las curvas de la ruta que une los barrios Pietrobelli y Mosconi. El conductor de un WV Gol habría perdido el control del auto y dado varios trompos. La conductora de un Fiat Palio lo rozó en el intento de esquivarlo, pero un Chevrolet Corsa lo chocó de lleno. Uno de los cuatro niños heridos tendría posible fractura en una de sus piernas. Los conductores acusaron golpes de distinta consideración.

Un accidente con múltiples heridos generó momentos de angustia entre sus protagonistas durante la tarde de ayer. La ambulancia no llegaba y los niños más golpeados gritaban del dolor en la fría tarde. Tampoco las fuerzas de seguridad podían resguardar a los menores de edad en el interior de sus vehículos por prohibición legal.
Sólo una mujer que iba a bordo de una camioneta con sus hijos pequeños se detuvo y entendió la situación, prestando colaboración. Acercó su vehículo, donde iban sus hijos también pequeños y subió a dos de los nenes golpeados hasta que arribó la unidad sanitaria.
De acuerdo a los datos recabados por El Patagónico, Gustavo Omar Rudiño (36), a bordo de un Volkswagen Gol –dominio HCD 919- descendía por el mencionado camino en sentido a Kilómetro 3. Según informó la policía de la Seccional Primera, iba sin acompañantes, habría mordido la banquina y al retomar la cinta asfáltica habría comenzado a dar trompos.
En esa maniobra, un Fiat Palio –patente NCL 867- comandado por Claudia Paola Henríquez (35) alcanzó a esquivar al vehículo, pero recibió un toque sobre el lateral izquierdo. La mujer iba junto a un hijo que resultó con golpes de leve consideración.
Sin embargo, la familia de cinco integrantes que iba a bordo de un Chevrolet Corsa –patente HPS 659— se llevó la peor parte al estrellarse contra la puerta del conductor del VW Gol.
El Chevrolet era guiado por Nelson Lamas (28) e iban a la casa de un familiar en el barrio Pietrobelli. Circulaba junto a su esposa y sus tres hijos de 5, 8 y 9 años que iban en el asiento trasero.
Producto del fuerte impacto, el niño de 8 años sufrió los mayores golpes y habría resultado con fractura en una de sus piernas. Al cierre de esta edición se encontraba internado en el Hospital Regional. Su hermano de 5 sufrió un golpe en una rodilla y una niña terminó con la cara ensangrentada. Su padre se retorcía de fuertes dolores en la cintura producto del golpe contra el volante.
Mientras, la conductora del Fiat Palio padeció un corte en el cuero cabelludo y su hijo golpes de leve consideración, por lo que fueron asistidos por enfermeros.
En tanto, Rodiño también sufrió traumatismos en el cuerpo, pero de carácter leve, informaron fuentes oficiales.
El Ministerio Público Fiscal tomó intervención al registrase personas lesionadas y los vehículos quedaron secuestrados. A raíz de la colisión hubo un importante congestión de tránsito en esa zona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico