Un viaje hasta la "Puerta del Cielo"

Tianmen Mountain, es una montaña famosa en las afueras de Zhangjiajie, una ciudad que se localiza al noroeste de la provincia de Hunan en China. Un paraíso natural que vale la pena visitar una vez en la vida.

El "Tianmen Mountain National Park" es un parque nacional ubicado a 8 kilómetros de la ciudad China de Zhangjiajie, noreste de la provincia de Hunan. La montaña Tianmen cuyo nombre significa "puerta del Cielo" posee un agujero natural de 131,5 metros de altura y 30 metros de ancho formado alguna vez por el derrumbe de una parte del acantilado. Es el principal atractivo del lugar, al que se suman otros recorridos con espectaculares paisajes naturales que atraen una gran cantidad de visitantes al año.
La ciudad cuenta con un parque nacional forestal, el primero establecido en China. En octubre de 1988, una zona de Zhangjiajie fue incluida por el Consejo de Estado entre las zonas turísticas nacionales y en diciembre de 1992 entró a formar parte del Patrimonio Natural Mundial. Este paraíso natural hasta hace apenas una década, no estaba abierto a las visitas extranjeras, pero desde el 2001 se puede visitar sin ningún tipo de problema.
Todo este parque merece la pena visitar al menos una vez en la vida. La vegetación, la infraestructura montada por los chinos lo convierten en un sitio que quita la respiración. Es también es conocido por sus connotaciones culturales profundas y el sitio famoso humanista colorido.
En la cima de la montaña están intactas sub-primitivos bosques con desbordante ambiente salvaje en todas las estaciones. En una de sus cimas se halla la Montaña del Templo, con una superficie de más de 10000 metros cuadrados, que ha sido honrado como un lugar de peregrinación desde la dinastía Ming, al que se llega por un sinuoso camino de montaña o por un teleférico que tiene una longitud de 7455 metros y una brecha altura de 1279 metros.

EL RECORRIDO
Todo el paseo comienza en el centro de la ciudad de Zhangjiajie donde se toma un teleférico para subir a la cima de la montaña en un hermoso recorrido que dura unos 20 minutos. Hay que destacar que el teleférico del parque es considerado uno de los más largos del mundo.
Una vez se llega a la cima se puede realizar un recorrido por varios senderos entre ellos uno de impresionantes balcones de vidrio para hacer caminatas a las orillas de la montaña, que conduce a un imponente templo construido por la dinastía Tang, en dicho lugar se encuentra un restaurante y varias estatuas en su interior.
Después de realizar este recorrido, se puede volver a tomar el teleférico con parada en una estación que se dirige a nuestro destino final "La puerta del cielo", en dicha estación se aborda un bus gratuito que viaja por la increíble "Tongtian Avenue", una carretera en ascenso de 10 km que posee una cantidad considerable de curvas, esta vía tardó 8 años en ser construida debido a la dificultad del terreno.
Si bien la llegada a la puerta del cielo es muy bonita y espectacular, del otro lado no se encuentra ni el paraíso o alguna de las interpretaciones que le podamos dar a éste, pero el recorrido por sí mismo es una experiencia única e inigualable.
En varias ocasiones la Puerta del Cielo ha servido como escenario para conmemorar algunas fechas importantes, las celebraciones incluyen aviones pasando por en medio del agujero natural dejando a su paso impresionantes postales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico