Una adolescente de Caleta Olivia publicó su primer libro de relatos

La joven escritora caletense Sheila Lincheski presentó a mediados de esta semana en el Centro Cultural su primer libro de prosas líricas y relatos cortos titulado "La mirada ambigua", para lo cual contó con el auspicio de la Cámara de Diputados.

Caleta Olivia (agencia)
Su incursión en la literatura comenzó cuando solo tenía 6 años y lo que la incitó fue "el simple hecho de agarrar un libro, leerlo y sentirme reflejada a través de las palabras del escritor que tenía enfrente".
Dijo que sin dudas su máximo exponente fue Edgar Allan Poe, con quien se consideró identificada a través de sus textos, siendo así cómo llegó a abordar en sus escritos temas tan inusuales para una adolescente de 14 años.
Ella reconoce su obra como un ensayo de prosa, "donde se vislumbra el análisis de las cosas a donde quiero llegar y las variantes que tenemos porque como todo adolescente somos curiosos y es lo que nos lleva a querer indagar sobre ellas".
En "La Mirada Ambigua", Sheila demuestra sus habilidades en cuanto al manejo del lenguaje barroco, el cual adquirió a través de la incansable sed de lectura.
"Trato de manejar un lenguaje barroco, que tiene su contra ya que le puede resultar al lector algo tedioso el hecho de estar leyendo y que deba tener un diccionario al lado para poder entender", expresó.
Al mismo tiempo, sostuvo que también "tiene su beneficio en el sentido de que es una fuente muy nutritiva de conocimientos porque es muy enriquecedor saber qué significa cada palabra y minuciosamente detenernos en ella e investigar".
En el desarrollo de sus habilidades literarias, destacó que sus pilares fundamentales son sus padres porque "me mostraron el camino y cuando mis piernas flaqueaban siempre estuvieron ahí empujándome a seguir por las cosas que amo. Me enseñaron el valor del esfuerzo y del sacrificio por las cosas que uno quiere concretar".
Finalmente, dirigió un mensaje a toda la juventud indicando que "es el mismo que siempre doy en todos lados a donde voy; el viejo proverbio de que 'hay un libro para todos, solo es cuestión de saberlo encontrar'. Por eso propónganse lo que realmente quieran lograr, porque de cualquier forma lo van a hacer. La pasión es más grande que cualquier roca en el camino y por más ocupaciones o cosas en mente, el tiempo se lo hace uno mismo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico