Una bandera en lo más alto

Como todo montañista, Sergio Vahnovan buscó siempre llevar consigo parte de sus pasiones para dejar ello en la posteridad.
Al igual que su padre, él hizo suyos los colores de San Lorenzo de Almagro y cuando el club consiguió la Copa Libertadores, el comodorense hizo de la camiseta XL de su padre la insignia que recorrió las cumbres de ese año.
"Para los hinchas de San Lorenzo, el haber ganado la Libertadores fue algo histórico. Y mi viejo fanático me pidió que llevara la camiseta como bandera. Luego de varias cumbres, alguien me hizo ver que le hacía publicidad al Banco Ciudad gratis, y eso no iba con mi esencia. Por eso cambié por una bandera argentina con el nombre de mi familia. Hasta que Paulo Mantello me consiguió la bandera de Comodoro Rivadavia, que era la que quería hace rato. De hecho, donde voy me presento como 'Sergio de Comodoro', así no se les complica con el apellido", señala.
A mediados de mayo, Vahnovan espera poder hacer flamear la bandera de la capital petrolera en el Monte Denali (ex McKinley), sobre casi 6.200 msnm.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico