Una boca saludable: el cepillado, la clave

La caries dental es una enfermedad prevenible y controlable pero sigue siendo la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y la principal patología detectada en el examen de salud en las escuelas.

En la prevención de la caries dental la enseñanza de la técnica de cepillado es una estrategia útil que puede ser incorporada en la actividad escolar habitual.
La placa bacteriana es una película pegajosa invisible a simple vista, compuesta por saliva, bacterias y restos de comida que se adhieren a los dientes. Está siempre presente y su formación nunca se detiene. Si esta placa no se elimina diariamente su acción es dañina, produce caries y enfermedades en la encía. Cepillarse correctamente ayuda a disminuir su formación o a eliminarla.
Los alimentos con mayor capacidad para enfermar los dientes son aquellos ricos en azúcares, sobre todo los pegajosos. Las golosinas y las bebidas endulzadas son los preferidos más frecuentemente en la infancia. Se sugiere consumirlos después de las comidas y no olvidar cepillarse los dientes al terminar, indica la Sociedad Argentina de Pediatría.

¿COMO SE PUEDE
EVITAR LA CARIE?
Cepillar todas las caras del diente luego de todas las comidas y sobre todo antes de acostarse y al levantarse.
Controlar la dieta, los alimentos que se consumen.
Visitar periódicamente al odontólogo.

LOS CUIDADOS EN LAS EMBARAZADAS
Durante el embarazo hay que intensificar los cuidados de higiene bucal. Se dan ciertas condiciones que favorecen el inicio de las caries y enfermedad de las encías (enfermedad peridontal): vómitos ácidos frecuentes en el primer trimestre, desregulación hormonal, aumento de alimentos dulces en la dieta. Para que esto no ocurra recomendamos: visitar al odontólogo en cada trimestre, aumentar la frecuencia de cepillado dental, colocación de flúor según consejo del profesional.

SALUD BUCAL DEL NIÑO PEQUEÑO
Amamantar al niño, porque contribuye al desarrollo normal de los maxilares.
No colocar miel ni otro endulzante en el chupete, tetinas ni en las encías.
Llevar al niño al odontólogo con la aparición del primer diente de leche.
Limpiar los dientes del bebé con un paño o gasa después de cada comida.
Proteger el primer molar permanente, que aparece alrededor de los 6 años.
La caries y la enfermedad periodontal pueden prevenirse, tanto en niños como en adultos, las técnicas preventivas son sencillas y no dolorosas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico