Una camioneta chocó contra un auto y al volcar terminó impactando a otro

Un Toyota Corolla y una Toyota Hilux protagonizaron un choque ayer por la tarde en Alsina y Dorrego. La camioneta volcó producto del fuerte impacto y luego chocó contra un Ford Fiesta Max estacionado en cercanías. Los ocupantes de la Hilux fueron trasladados al Hospital Regional por precaución.

La tranquilidad de la tarde de ayer en la zona de La Loma se vio interrumpida a las 15:35, cuando una Toyota Hilux -dominio KTW 694- conducida por Héctor Díaz (78) chocó contra un Toyota Corolla - dominio LQN 135- guiado por Lucas Sebastián González (20). Por razones que la policía trata de esclarecer, el auto impactó contra la parte lateral derecha de la camioneta provocando que esta volcara y terminara impactando contra un Ford Fiesta Max -dominio HMK 067- propiedad de Julio Soto.

La camioneta -según los testigos- dio varias vueltas sobre la calzada y terminó frente a un comercio.

Los vecinos alertados por los ruidos salieron de sus viviendas para prestar ayuda a los damnificados. Entre todos dieron vuelta la camioneta y alertaron a la policía.

En pocos minutos se hicieron presentes agentes de la Seccional Primera, Dirección Municipal de Tránsito, personal médico y Bomberos Voluntarios, quienes rescataron a Díaz y a su acompañante, María Luisa Kenssen (75), ya que se encontraba atrapada en el vehículo sin tener posibilidad de moverse.Estos resultaron con lesiones leves y fueron trasladados al Hospital Regional por precaución.

La situación se prolongó hasta pasadas las 17:30 debido a la dificultad que tenían los Bomberos y efectivos de la Seccional Primera para quitar a los vehículos del lugar y dejar las calles libres para la circulación. El conductor del Corolla, Lucas González, le manifestó a El Patagónico que aparentemente Díaz no se percató del tránsito por Alsina y cuando reaccionó ya era tarde. Además, González relató que salvó su vida por el uso del cinturón de seguridad ya que el golpe fue muy fuerte.

"Me salvé porque estaba con el cinturón puesto sino posiblemente salía disparado por el vidrio cuando el auto empezó a girar sobre su eje", sostuvo.

En el momento del accidente, Julio Soto se encontraba mirando televisión en su domicilio y se aprestaba a dormir una siesta cuando sus vecinos le advirtieron que se había producido un choque y su automóvil había sido impactado.

"Estaba mirando tele entre dormido y cuando me dijeron mis vecinos que mi auto había sido chocado tuve que salir a fijarme y me encontré con este panorama", indicó Soto mientras todavía buscaba una explicación por los daños sufridos.

Aunque los daños fueron menores en comparación con los otros dos vehículos, Soto señaló que se le hace muy difícil mantener su automóvil porque es jubilado y no le "sobra la plata". Otros residentes afirmaron que en ese sector es muy común que se registren los choques. "Puede ser por alta velocidad o porque no saben quién tiene el paso pero siempre pasa algo en esta parte", manifestaron.

Además, expresaron que ayer por casualidad no había niños jugando en el lugar, "porque siempre hay nenes jugando o gente arreglando, trabajando en la cerrajería de la zona".

"Yo sabía que algún día me iba a tocar a mí. Era cuestión de esperar porque cada loco circula por acá que cada dos por tres se pegan un palo", lamentó mientras tanto Soto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico