Una camioneta y un colectivo cayeron en dos profundos baches sin señalizar

Hace varios días que dos grandes baches en pleno descenso de calle Dorrego, casi Italia, representaban un peligro. El martes fueron tapados con tierra, pero sin señalizar. Un colectivo del transporte urbano de pasajeros y una camioneta cayeron en la "trampa" y quedaron atascados. Sucedió alrededor de las 7 de ayer. Una grúa tuvo que sacar a los vehículos y personal de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada realizaba tareas para habilitar la calzada.

Habitantes de Dorrego casi Italia, en el centro de Comodoro Rivadavia, comentaron a este diario que las perforaciones en la calzada estaban desde hace semanas, producto de una rotura de un caño de agua. Se trata de un sector que siempre se caracterizó por la presencia de baches por socavamiento del terreno.
Durante la jornada del martes el personal de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) efectuó trabajos de saneamiento y tapó con tierra los pozos que se habían formado. Luego, se retiró del lugar sin colocar los respectivos carteles de señalización.
Como consecuencia, ayer a las 7 el conductor de una Ford Ranger y el chofer de un colectivo de la línea 2 de la empresa Patagonia Argentina -que hacía el recorrido habitual a esa hora- cayeron en forma consecutiva en los profundos baches del descenso de la Dorrego. Al parecer, el relleno cedió por el peso de los rodados.
En ambos casos los vehículos quedaron inmovilizados y tuvo que concurrir personal del área municipal de Tránsito y la policía para cortar la circulación en el lugar, cuando todavía no había luz diurna. Además, tuvo que concurrir una grúa al lugar para retirar los rodados atrapados.
La Ford Ranger transitaba en paralelo al colectivo y no pudo seguir su marcha al quedar con las dos ruedas delanteras introducidas en el bache. El colectivo, en tanto, se vio afectado solamente en la rueda delantera izquierda.
Luego de reiterados llamados, alrededor de las 8:50, se presentó una cuadrilla de la SCPL para iniciar los trabajos de reparación en las cañerías que pasan por debajo de la cinta asfáltica. Para ello, se cortó la circulación en las calles Dorrego y Francia.
Las tareas se extendieron hasta después de las 19 cuando el personal de saneamiento continuaba en el lugar y todavía restaba rellenar los dos grandes pozos que cavaron. Si bien la Dorrego estaba cortada con conos señalizadores en su cruce con Francia, los automovilistas los esquivaban y pasaban por donde no debían, incluso esquivando los zanjones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico