Una cooperativa del valle recibía fondos por obras en Comodoro que nunca hizo

La Cooperativa de Trabajo "17 de Agosto" Limitada de Trelew no completó los trabajos que estipulaba el programa "Invertir Igualdad" al menos con tres instituciones de esta ciudad por una suma de 725.000 pesos destinados a diferentes trabajos en las asociaciones vecinales de San Isidro Labrador y Presidente Ortíz, como también con el Centro Amigos del Tango. Ante la falta de respuestas, una de las vecinales llevará a juicio a la cooperativa por estafa.

El programa "Invertir Igualdad" se proponía brindar oportunidades a las cooperativas de la provincia para que generaran la mayor cantidad de fuentes de trabajo. Desde que se instrumentó, una gran cantidad de instituciones pidieron ser parte. Los tres contratos que motivan este informe se celebraron entre marzo y mayo de 2015.
Uno de ellos fue el de la asociación vecinal del barrio San Isidro Labrador que accedió a la inversión de 1 millón de pesos para la construcción de dos oficinas y una sala de computación. La primera cuota que recibió fue de 250 mil pesos que le posibilitarían –entre otras cosas- confeccionar el plano.
Otro fue el de la asociación vecinal del barrio Presidente Ortíz, a la que se le concedió una suma de 900.000 pesos para la construcción de baños y rampa para discapacitados. Esta institución recibió una primera cuota de 225 mil pesos y como no quedaron satisfechos con la cooperativa, no la volvieron a contratar para el resto de los trabajos. En Km 5 alcanzaron a recibir dos cuotas más.
El Centro Amigos del Tango, en tanto, fue beneficiado con 1 millón de pesos para realizar el movimiento de suelo, una platea, un cerco y los planos. Ellos recibieron una cuota de 250 mil pesos y no tuvieron noticias de la cooperativa del valle.

EL REQUISITO
Estas instituciones recibieron el dinero para llevar a cabo sus obras, pero tenían un requisito ineludible: contratar a una cooperativa de Trelew para realizar los trabajos. Inevitablemente, la beneficiada era la Cooperativa de Trabajo "17 de Agosto" Limitada, que fue inscripta en la AFIP el 23 de octubre de 2012 bajo el CUIT 30-71251537-2.
El tácito acuerdo también implicaba que una vez que las entidades recibieran los fondos de cada cuota, debían girarlos a la cooperativa para que comenzara con los trabajos de construcción en cada emprendimiento.
En el caso de la vecinal del San Isidro Labrador los trabajos nunca comenzaron, tal como informó El Patagónico en su edición del último sábado. Curiosamente esto se supo a partir de una interna vecinal, ya que opositores de la actual conducción sostienen que esa plata del Tesoro provincial se utilizó para fines personales, cuando hay documentación que acredita que así como ingresaba la plata a su cuenta, era derivada a la cooperativa que parecía contar con los favores del gobierno y que era de una magnitud tal que aun teniendo domicilio en el valle estaba en condiciones de realizar trabajos en Comodoro Rivadavia.

POCO CLAROS
En la vecinal de Presidente Ortíz, en tanto, tuvieron un poco más de suerte ya que contaron con la ayuda de una profesional que orientó a la comisión directiva para que al menos pudiera acceder hasta la tercera cuota del programa.
Asimismo, en el Centro Amigos del Tango decidieron manejar por su cuenta el dinero ante lo que percibieron era una falta de predisposición de los representantes locales de la cooperativa de Trelew que solo alcanzó a realizar el movimiento de suelos y a construir la platea del edificio que algún día se levantará en el barrio Pueyrredón, cerca de la cancha de Deportivo Portugués.
Las instituciones coincidieron en que el pago de la primera cuota incluía la elaboración y aprobación de cada uno de los planos de los proyectos, como también la adquisición de materiales y el comienzo de obra por cuenta del personal que la misma cooperativa se encargaría de contratar.
Pero nada de esto se desarrolló con normalidad ya que en ninguna de ellas se presentaron los planos y los cómputos correspondientes y no tardaron en darse cuenta de que la cooperativa no contaba con el personal capacitado para los trabajos solicitados.
"El director de la obra nunca apareció por acá y no lo conocimos. Todos se lavaron las manos y nosotros quedamos en el medio con una plata que nunca vimos", aseguró la presidenta de la vecinal del San Isidro Labrador, Liliana Padilla.
"Los planos los tuvo que hacer una profesional que contratamos nosotros porque ellos (la cooperativa) jamás estuvieron presentes para fijarse si arrancaba o no la obra", acotó por su parte la referente de Presidente Ortiz, Lidia Moscoso.
Otro de los puntos anómalos de la contratación que coinciden en resaltar las vecinalistas es que el presidente de la cooperativa, Carlos Paye, solo se presentó una vez en Rawson y luego no volvió a atender los planteos que se le hicieron desde el sur.
También explicaron que una vez que se depositaban las cuotas del programa "Invertir Igualdad" desde la cooperativa se apuraba a las instituciones para que reclamaran a Rawson las siguientes, ya que solo así los trabajos terminarían a tiempo.
Asimismo, Moscoso aseguró que la cooperativa le quedó debiendo a dos de sus trabajadores un total de 70.000 pesos por las tareas que alcanzó a realizar y que jamás brindó explicaciones y garantías del pago.
"Nosotros recibíamos la plata de Provincia; luego se la enviamos a la cooperativa y después ellos se la enviaban a Marcelo Balbi. Ese era el mecanismo y nosotros no supimos qué más pasó con la plata. Quedamos en el medio de una situación poco clara que estamos seguros que se replicó en otras instituciones de Comodoro", destacó Padilla.
Lo cierto es que el programa pudo cumplir parte de su objetivo solo cuando las referentes de cada institución decidieron quedarse con las cuotas que eran depositadas y no transferirlas, pero aun así la cooperativa no logró terminar ni con lo prometido ya que en Presidente Ortiz solo se alcanzó a comprar los materiales y en el Centro Amigos del Tango no se cumplió con la construcción del cerco.
Se estima que la Cooperativa "17 de Agosto" recibió un total de 725.000 pesos por las primeras cuotas en las obras de las vecinales y el centro de tango y que no cumplió con ninguno de los puntos detallados en el contrato. Por ahora, solo la comisión directiva de la vecinal del San Isidro Labrador confirmó que le iniciará un juicio por estafa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico